Ciclismo

Las lagunas del caso Contador y la mala fama española en la lucha antidopping

Zapatero mostró su apoyo total a Contador

Contador está a la espera. El ciclista recibirá a lo largo de este martes la comunicación oficial de su absolución en el famoso caso del solomillo. No hubo dopping por consumo de clembuterol. Largo y tortuoso veredicto que deja en entredicho de nuevo la posición de los organismos españoles en este tipo de situaciones. La falta de profesionalidad en la propuesta inicial de sanción desnuda las carencias del sistema.

Lo débil de este primer argumento ha motivado que el ciclista y su entorno estén tardando tanto en recibir una respuesta oficial por parte de la Federación Española de Ciclismo (RFEC).

Según confirmaron fuentes del organismo a EFE, se quiere cuidar hasta el más mínimo detalle para evitar resquicios que pudieran suponer una sanción definitiva a Contador en el recurso que será presentado en breve.

Exceso de celo que brilló por su ausencia cuando le fue comunicado su propuesta de castigo: un año de sanción por el incumplimiento del principio de responsabilidad objetiva, aquel que dice que el deportista, en estos casos, es culpable y responsable de lo ingerido por su cuerpo hasta que demuestre lo contrario.

Los fallos de la propuesta de sanción

En ese primer paso, la instructora del caso no puso tanto celo en leerse las alegaciones de Contador y en analizar su argumentario básico. Este resquicio fue aprovechado por el tricampeón del Tour.

Ejemplo: La Instructora alegaba en esa propuesta de sanción que el ciclista no había tomado determinados pasos como denunciar ante las autoridades que la carne que ingirió el día previo al positivo estaba contaminada.

Contador replicó en su segundo alegato con pruebas contundentes: sí existía denuncia ante la consejería de Sanidad del País Vasco (lugar de procedencia del solomillo).

Esto es, la instructora del caso no se había leído en profundidad el recurso presentado por el pinteño. Chapuza absoluta.

Las denuncias de Zapatero y Ángel Juanes

Estos fallos han sido denunciado por autoridades de prestigio como el presidente del Gobierno o el presidente de la Audiencia Nacional (Ángel Juanes), quienes apoyaron la tesis jurídica alegada por Contador para pedir la absolución.

Los tres restantes miembros del Comité de Competición entendieron pronto el error de su compañera y decidieron analizar a fondo la documentación puesta en sus manos tanto al principio, como en esta segunda fase, por el ciclista.

La conclusión, más allá de que la legislación española antidopaje sufre de grandes lagunas, es que Contador es inocente. Así se lo comunicarán en breve. Sin embargo, la Unión Ciclista Internacional (UCI) y la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), recurrirán el caso y pondrán en el 'banquillo' de los acusados a la RFEC.

Si el Tribunal de Arbitraje Deportivo falla a favor de estos dos organismos, el golpe a la legislación a nuestras leyes habrá sido de órdago y tendrán una segunda víctima: Contador podría quedarse fuera de la competición por dos años de cumplirse tan agorero pronóstico.

comentariosWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin