Ciencia

Descubren unas huellas humanas de hace 1,5 millones de años

Los restos de unas huellas de pies descubiertas en Kenia muestran que algunos de los primeros humanos caminaban como los actuales sobre pies anatómicamente modernos hace 1,5 millones de años.

En 1978, Mary Leakey, una legendaria paleoantropóloga y madre de Richard Leakey, encontró una hilera de huellas fósiles en Tanzania cuya antigüedad era de unos 3,6 millones de años, impresiones que fueron atribuidas a la especie Australopithecus afarensis, emparentada con la línea humana.

Las 'Huellas de Laetoli' se convirtieron en un clásico de la paleontología humana, pues demostraban que nuestros más lejanos antecesores ya andaban de pie. Ahora, 31 años después, John Harris, de la Universidad de Rutgers en Nueva Jersey, acaba de hacer historia con un fabuloso hallazgo, recogido por el último número de la revista Science: las huellas de homínidos que caminaron hace 1,5 millones de años, cerca de Ileret, una localidad al norte de Kenia.

Las huellas fueron encontradas hace cuatro años, según detalla Harris, en una época "en la que surgió el Homo erectus, que ya había alcanzado un cuerpo de un tamaño moderno". De hecho, las huellas son "mucho más modernas de lo que se ha encontrado previamente", de acuerdo con este experto, en referencia a otras impresiones fósiles más antiguas de otros homínidos. "Homo erectus fue el precursor de nuestra especie, Homo sapiens". Las huellas se conservan a lo largo de un tramo de unos nueve metros.

Las huellas fueron escaneadas con láser para su estudio. Reflejan las características del pie moderno, como el arco del pie, el dedo gordo y los dedos alineados en paralelo que son más pequeños, de acuerdo con este experto. No son otra cosa que una radiografía del individuo que las dejó, y aportan una valiosa información.

Homo erectus fue el primer homínido de proporciones modernas. Tenía las piernas más largas que los brazos, por ejemplo, algo que no se ve en los primates actuales más parecidos al hombre. Por otro lado, permiten acentuar el bipedismo moderno: si uno pudiera viajar al pasado, digamos un millón y medio de años atrás, para trasladarse a Ileret, y observar desde lejos a estos homínidos, sus andares no se diferenciarían de los nuestros.

Esos homínidos anduvieron por lo que entonces era una superficie húmeda y rica en barro. Y no estaban solos. Se han conservado impresiones de huellas de numerosos animales, antílopes, y diversos carnívoros. "Es como una ventana a un mundo del pasado", ha comentado Harris.

comentariosforumWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin