Buscar

La invasión de los minidinosaurios: hallan el dinosaurio carnívoro más pequeño

Luis Miguel Ariza
16/03/2009 - 22:21

No todos los dinosaurios fueron tan gigantescos como el Tyrannosaurus rex, el depredador por excelencia cuyo nombre en latín se saben hasta los chavales de cinco años. También había dinosaurios que comían carne, cazaban y eran muy agresivos... aunque tuvieran el tamaño de un pollo.

El paleontólogo Nick Longrich, del departamento de ciencias biológicas de la Universidad de Calgary en Canadá, detalla en un artículo de la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS) el hallazgo del dinosaurio carnívoro más pequeño encontrado hasta la fecha en Norteamérica: Hesperonychus elizabethae.

Tenía el tamaño de un pollo, pesaba unos dos kilos y alcanzaba una altura de unos 50 centímetros; se alimentaba de insectos y pequeños mamíferos en los pantanos y bosques del Cretácico de hace 75 millones de años, y casi con seguridad, era mucho más abundante que sus primos mayores.

Podría haber dinosaurios más pequeños

"Hesperonychus es actualmente el dinosaurio más pequeño que conocemos en Norteamérica", ha indicado Longrich, quien cree que incluso están por descubrir saurios aún más diminutos.

Su pequeño tesoro es una versión miniaturizada del popular velociraptor, de Parque Jurásico. Y si hoy en día los carnívoros más abundantes son los de menor tamaño, no hay razón para pensar que estos pollos ávidos de carne abundaban en el Cretácico; corrían con rapidez sobre sus dos patas, y sus uñas curvas estaban afiladas como cuchillas de afeitar.

Philip Currie, de la Universidad de Alberta, también en Canadá, y uno de los más prestigiosos paleontólogos de dinosaurios del mundo, ha participado del hallazgo. Currie describe un nuevo género de dinosaurio, de la mitad de tamaño que un gato doméstico, y abundante en los pantanos de entonces.

Clasificado por error

Pero, como suele ocurrir a veces en paleontología, la pelvis fósil del animal se rescató del polvo de los sótanos de un museo, en este caso el museo Royal Tyrrell, y no directamente de un yacimiento.

El animal había sido clasificado erróneamente y olvidado desde que fue encontrado en 1982 por la paleontóloga Elisabeth Betsy Nicholls, que no pudo beneficiarse de la gloria de su hallazgo ya que murió en 2004.

Tuvieron que transcurrir 25 años hasta que Longrich y Currie se fijaron en ese ejemplar desclasificado en la colección de fósiles de la Universidad de Alberta, y, junto con otras piezas, como las diminutas aunque afiladas garras fósiles, lograron reconstruir el animal para que viera por fin la luz.

Esa pelvis tenía los huesos fusionados, y aunque diminuta, era señal de que pertenecían a una animal adulto y no a una cría, según Longrich. "Hasta ahora, los dinosaurios carnívoros más pequeños tenían el tamaño de un perro". Un nuevo récord en el siempre fascinante mundo de estas extraordinarias criaturas.


Comentarios 0