Ciencia

Los cielos despejados propiciarán una perfecta observación del eclipse de luna

El cielo claro es el mejor aliado para observar un eclipse y la predicción meteorológica apunta que mañana, en torno a las 22.00 horas, los cielos estarán despejados en gran parte de la península y en los dos archipiélagos, y propiciarán una observación perfecta del eclipse total de luna.

Los datos recabados por Efe en la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) apuntan que las nubes sí pueden frustrar esa observación en muchas zonas de Galicia, sobre todo en el litoral, y en los Pirineos.

Pero, en general, los cielos estarán limpios en prácticamente toda la península y los bancos de niebla que cubrirán áreas del cuadrante noroeste desaparecerán a lo largo del día.

Si se confirman las predicciones meteorológicas, España será uno de los mejores lugares del mundo para observar el eclipse total de luna que se va a producir mañana cuando queden perfectamente alineados el Sol, la Tierra y la Luna.

Según los datos del Observatorio Astronómico Nacional el punto máximo del eclipse se producirá a las 22.14 horas (hora peninsular).

La duración del eclipse total será de 1 hora y 41 minutos, aunque todo el proceso, incluido en el mismo las fases anteriores al propio eclipse (conocidas como fase parcial y fase penumbral), se prolongará durante más de cinco horas.

El Observatorio Astronómico ha recordado que a diferencia de los eclipses de sol, los de luna no entrañan ningún riesgo para la vista y no requieren por lo tanto para su observación a simple vista de la utilización de ningún filtro.

Las mismas fuentes han calculado que el fenómeno será visible en toda Europa, África, Asia y Oceanía.

En España, la zona donde mejor se observará el ciclo completo será en el extremo más oriental (costa mediterránea e Islas Baleares), y en el resto de la península y en las Islas Canarias, excepto su comienzo, se verá todo el proceso del eclipse total.

El Observatorio Astronómico Nacional ha recordado que cada año se producen entre cuatro y siete eclipses, incluyendo los de Sol y los de Luna, y que normalmente suelen ir acompañados, de forma que uno se produce transcurrido medio ciclo lunar después que el otro.

En este caso, el eclipse de luna de mañana se produce entre dos eclipses parciales de sol: el eclipse del pasado 1 de junio, que fue visible en el Este de Asia y en los extremos más septentrionales de Norteamérica y Europa; y el eclipse del próximo 1 de julio, que será visible en el sur del Océano Índico y en la Antártida.

Según los datos del OAN, a lo largo de este siglo se producirán 223 eclipses solares, 68 de los cuales serán totales, y 230 eclipses lunares, de los que 85 serán totales.

Durante este año, habrá dos eclipses lunares totales, el de mañana y el 10 de diciembre, pero ningún eclipse total de sol, aunque sí cuatro parciales: 4 de enero, 1 de junio, 1 de julio y el 25 de noviembre.

comentariosWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin