Ciencia

Empresas que pueden tratar la picadura del escorpión o el cáncer de pulmón

Bioclon fabrica antídotos contra la picadura de los escorpiones. Foto | esMateria

Colombia no es la meca de la innovación. El país, pese al crecimiento de su economía en la última década, solo invierte un 0,16% de su PIB en I+D. Mongolia, que tampoco es Silicon Valley, invierte el 0,24%. En Europa, hasta los países más atrasados, como España, se supera sin problemas el 1%. Sin embargo, ese país ha sido el elegido por la Asociación Española de Bioempresas (Asebio) para organizar un encuentro internacional de empresas biotecnológicas que han bautizado como Biolatam. Allí, en Bogotá, los próximos 9 y 10 de diciembre, se reunirán compañías de 25 países y fondos de inversión que gestionan alrededor de 3.000 millones de euros, según publica esMateria.

Según cuenta Jorge Barrero, adjunto a la presidencia de Asebio, en su organización Latinoamérica nunca había sido una prioridad. "Siempre nos hemos enfocado en los países líderes, como EEUU o Japón", explica. Pero desde hace dos años se plantearon que Iberoamérica podía ser una oportunidad para sus socios. La región, que en los últimos años ha incrementado su apertura a los mercados internacionales con acuerdos que le permiten vender sus productos en mercados como el asiático, pero que también le obliga a retirar los aranceles que protegían a sus empresas dentro de los países de la zona, supone una oportunidad para muchas empresas de los países europeos o EEUU. Ahora, con la nueva competencia, la innovación se vuelve más importante y las empresas de muchos países como España pueden aportar su conocimiento a las empresas de la región.

No obstante, pese a la poca inversión en I+D y el pequeño tamaño de la biotecnología en Latinoamérica en comparación con otras regiones del mundo, muchos de los países del área han realizado importantes aportaciones a la ciencia de manipular los organismos vivos. El químico argentino y premio Nobel César Mistein, por ejemplo, es uno de los padres de los anticuerpos monoclonales, una tecnología que hoy es esencial en muchas áreas de la medicina, desde el diagnóstico de enfermedades hasta el tratamiento del cáncer, y en este país hay empresas como PharmaADN que los produce. Y los campos de Brasil, que realiza más de la mitad de la inversión en I+D biotecnológico de Latinoamérica, o Argentina ofrecen sus vastas extensiones para el cultivo de alimentos transgénicos.

Además del valor de su biodiversidad o el espacio para la agricultura, muchos países de la región, como Perú o Ecuador, están llevando importantes programas de atracción de talento internacional que se añadirá al autóctono para mejorar las capacidades de sus investigadores, el factor fundamental en la biotecnología. Otros países, como Chile, que ha bautizado a 2013 como año de la innovación, ha multiplicado por más de tres su inversión en I+D en los últimos ocho años, desde los 300 millones de dólares en 2005 hasta los 1.000 este año.

El incremento de los recursos dedicados o la atracción de talento son dos de los pasos que se deben dar para afrontar algunas de las barreras que separan a la región de ser un aspirante prometedor a convertirse en un competidor de los líderes mundiales: baja inversión en I+D, falta de coordinación entre el sector público y el privado, poca protección de la propiedad intelectual?

"En la parte de transferencia de biotecnología hay falta de experiencia a la hora de llegar al mercado con un producto aprobado en un marco regulatorio", explica Gabriela Couto, directora de Marketplaza, una consultora de innovación biotecnológica que participará en Biolatam. "La estandarización de la regulación conforme a los requerimientos internacionales es otro aspecto que se debe mejorar", añade. Según Couto, la capacidad para adaptarse a estas normas, de la que muchas empresas latinoamericanas carecen, ha hecho posible que bioTD, una empresa costarricense que produce desde tests para conocer el sexo de un feto o antioxidantes a partir de abejas tropicales, haya sido capaz de vender sus productos en todo el mundo. Es importante que los gobiernos hagan políticas de cluster, que promuevan el proyecto del sector de biotecnología. Por otro lado, indica Couto, es necesario que los Gobiernos no solo hagan esfuerzos dispersos para apoyar la producción de universidades o centros de investigación, sino que hagan nuevas políticas para vincular esos espacios académicos "con la empresa y con el resto de elementos de la cadena de valor".

Como oportunidad para las empresas europeas, Couto señala que los países de la región "pueden ofrecer nichos que son complementarios, principalmente en el área de la biotecnología agrícola y de los alimentos, sin descartar la biotecnología médica, industrial y medioambiental".

Mejorar la calidad de la lana

La biotecnología latinoamericana lleva tiempo demostrando que es capaz de hacer aportaciones de alcance internacional, como la vacuna contra el cáncer de pulmón registrada por Cuba en colaboración con Argentina, pero también puede encontrar soluciones a problemas locales que no se resolverían si no fuese por los científicos y las empresas de la zona. Es el caso de los marcadores genéticos desarrollados en Perú para recuperar la diversidad genética de las alpacas y mejorar la calidad de la lana, perdida porque los ganaderos favorecieron la producción de animales que generaban más lana aunque fuese de peor calidad. "Otros ejemplos de estas soluciones a problemas locales es la mejora de las variedades de frijol o el trabajo de Bioclon, una empresa líder en la producción de antídotos contra venenos de serpientes o escorpiones", cuenta Barrero.

A partir del lunes, estas y otras experiencias se intercambiarán en Bogotá, donde las empresas buscarán nuevas ideas, mercados o financiación en la primera edición de Biolatam, que Asebio organiza junto a Invest in Bogotá. En la capital colombiana se disfrutará de una buena oportunidad para poder observar las posibilidades de que Latinoamérica, una región con 500 millones de personas y un potencial que en el pasado no ha acabado de explotar, pueda convertirse en un espacio en el que se produzcan, a través de la biotecnología, soluciones para los grandes retos del futuro como la alimentación de una población mundial creciente, cada vez más longeva y ávida de energía.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

yo
A Favor
En Contra

jo en colombia con lo penoso y maleducados que son en ese pais con los españoles .en fin Asebio donde se juntan los enchufados a ver si pillan algo .

Puntuación 0
#1