Ciencia

¿Cuándo terminó la redacción del Antiguo Testamento? La ciencia da nuevas pistas

  • Los textos bíblicos clave de partida fueron escritos en el siglo VII a. C.
Antiguo Testamento de la Biblia de Gutenberg. Imagen: Wikimedia Commons

Los estudiosos han debatido durante mucho tiempo qué parte del Antiguo Testamento fue redactado antes de la destrucción de Jerusalén y el Reino de Judá en el año 586 antes de Cristo. Si bien hay coincidencia en que los textos bíblicos clave de partida fueron escritos en el siglo VII antes de nuestra era, la fecha exacta de la compilación de estos libros sigue en duda.

Un nuevo estudio de la Universidad de Tel Aviv (UTA) publicado en 'PNAS' sugiere que una instrucción extensa fue requerida para esta tarea masiva y proporciona evidencia empírica de esa alfabetización en los últimos días del reino de Judá.

Una profusión de personas alfabetizadas en Judá pudo haber sentado las bases para la elaboración de trabajos bíblicos que constituyen la base de la historia y la teología judáica, como la primera versión de los libros de Deuteronomio al Segundo de los Reyes, según los investigadores.

"Hay una fuerte discusión con respecto al momento de la composición de una masa crítica de los textos bíblicos," dijo Israel Finkelstein del Departamento de Arqueología y Antiguas Civilizaciones en Oriente Próximo de la UTA, que dirigió la investigación. "Pero para responder a esto, hay que hacer una pregunta más amplia: ¿Cuáles fueron las tasas de alfabetización en Judá al final del período del Primer Templo y cuáles fueron las tasas de alfabetización más adelante, bajo el dominio persa?"

Usando herramientas de procesamiento de imágenes y de aprendizaje automático computarizado de última generación, el equipo de la UTA analizó 16 inscripciones desenterradas en una excavación en la remota fortaleza de Arad, y dedujo que los textos habían sido escritos por al menos seis autores. El contenido de las inscripciones revela que las habilidades de lectura y escritura existían en toda la cadena de mando militar, desde el escalón más alto hasta la intendencia de la fortaleza.

"Hemos diseñado un algoritmo para distinguir entre diferentes autores, a continuación, para componer un mecanismo estadístico para evaluar nuestros resultados," dijo Barak Sober, del departamento de Matemática Aplicada, que participó en el estudio. "A través de análisis de probabilidad, eliminamos la posibilidad de que los textos fueran escritos por un solo autor."

La importancia de Arad

Las inscripciones encontradas en Arad consistieron en instrucciones para movimientos de tropas y el registro de los gastos para la alimentación. El tono y la naturaleza de las órdenes impidieron el papel de escribas profesionales. Teniendo en cuenta la lejanía de Arad, la pequeña guarnición estacionada allí, y el período de tiempo limitado de las inscripciones, este hallazgo indica una alta tasa de alfabetización administrativa de Judá y proporciona un fondo adecuado para la composición de una masa crítica de los textos bíblicos.

"Hemos encontrado una evidencia indirecta de la existencia de una infraestructura educativa, que podría haber permitido a la composición de los textos bíblicos," dijo el profesor Eliezer Piasetzky, codirector del estudio. "La alfabetización existía en todos los niveles de los sistemas administrativos, militares y sacerdotales de Judá. La lectura y la escritura no se limitaban a una pequeña élite."

"Ahora nuestro trabajo consiste en extrapolar a partir de Arad a una zona más amplia", dijo el profesor Finkelstein. "Añadiendo lo que sabemos sobre Arad a otros fuertes y localidades administrativas a través de la antigua Judá, se puede estimar que muchas personas podían leer y escribir durante la última fase del período del Primer Templo. Suponemos que en un reino de unas 100.000 personas, al menos cientos de ellos sabían leer y escribir.

"Después de la caída de Judá, hubo una gran brecha en la producción de inscripciones en hebreo hasta el segundo siglo antes de Cristo, el próximo período de pruebas para la alfabetización generalizada. Esto reduce las probabilidades de una recopilación de la literatura bíblica sustancial en Jerusalén entre aproximadamente 586 y 200 antes de nuestra era".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin