Buscar

La estrella durmiente: en el espacio existen cosas casi increíbles

Luis Miguel Ariza
24/09/2008 - 19:38

En el espacio existen cosas casi increíbles. ¿Como podría calificarse a una estrella tan densa que una cucharada de su material pesaría unos 500 millones de toneladas? ¡Y eso a pesar de medir unas pocas decenas de kilómetros de diámetro!

Si a eso añadimos que este objeto es capaz de emitir pulsos de flash de luz muy intensos durante tres días - tanto, que uno de esos pulsos energéticos equivale a la energía expelida por nuestro sol durante 10.000 años- para luego adquirir un estado "durmiente", sin duda estamos ante un objeto extraordinario.

Y eso es precisamente lo que han descubierto un equipo internacional de astrónomos, entre los que se encuentran expertos españoles del Instituto de Astrofísica de Andalucía, perteneciente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

¿Qué podría ser?

El objeto se llama SWIFT J195509+261406. Después de tres días en los que despidió 40 fogonazos, se dedicó a emitir calor en la onda infrarroja, y luego entró en "reposo". "Nos las estamos viendo con un objeto que ha estado hibernando durante décadas antes de entrar en un periodo de breve actividad", ha comentado el astrofísico Alberto Castro-Tirado, el principal autor de un trabajo de 42 científicos que recoge la revista Nature en su última edición.

¿Qué podría ser? Los expertos piensan que se trata de un magnetar, aunque muy peculiar. Un magnetar es una estrella de neutrones, que son objetos muy pequeños y densos, hechos a base de neutrones, que giran en rotación a velocidades de hasta sesenta vueltas por segundo.

Su masa se ha comprimido hasta tal punto que prácticamente la parte central ha expelido los electrones, quedando en su mayoría neutrones. Pero los magnetares emiten descomunales campos magnéticos. El de la Tierra, por ejemplo, tiene una intensidad de 0,5 gauss. El campo magnético de nuestro sol alcanza los 4.000 gauss, pero el de este magnetar podría ser de 1000.000.000.000.000 o 1000 billones de gauss.

Difícil observación

Pero el hecho de que "entre en hibernación" dificulta su observación "para nosotros, es la mayor dificultad", ha indicado Castro-Tirado, que asegura que este objeto es seguramente un magnetar que estaría situado "en nuestra galaxia, la Vía Láctea, de acuerdo con las observaciones que hemos realizado en múltiples longitudes de onda, desde los rayos X a las ondas de radio".

Los magnetares, concluye este experto, "son estrellas de neutrones muy jóvenes, con un potentísimo campo magnético. Es probable que constituyan una población considerable en la galaxia, aunque hasta ahora apenas se han identificado una docena".


Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 0