Ciencia

El sol ayuda a las ardillas a esconder su comida y poder encontrarla

  • Al pasar 24 horas vuelven a lugar para recuperar el alimento
  • Se les instaló un GPS para seguir sus movimientos
Según un nuevo estudio. Imagen: Pixabay

Las ardillas suelen esconder su comida para que nadie se la quite, para ello la guardan por ejemplo, debajo de la tierra. El problema surge cuando tienen hambre y deben recuperar el alimento. ¿Cómo consiguen saber dónde está guardada? El sol es el que responde a esta pregunta.

El rastro que va dejando el sol durante el día, es decir, los movimientos que se van produciendo en su luz y que dejan una huella en el suelo sirven para que consigan orientarse y seguir un mismo camino. ¿Cuál es la mejor hora para tener sexo?

Por lo general, cuando ha pasado alrededor de un día y el sol se encuentra en la misma posición que el día anterior las ardillas vuelven al mismo sitio para recuperarla y poder comérsela. Aunque no siempre se cumplen los 'horarios' ya que hay veces que las ardillas deben adelantarse a recuperarla por miedo a que se las roben, tal y como se ha publicado en Scientific Reports. Las ardillas también recuperan su comida cuando la luz solar era inversa a cuando escondieron el alimento, tal y como recoge El Mundo

Para llegar a esta teoría se estudio el comportamiento de nueve ardillas para ello se les instalo un dispositivo GPS que permitía seguir los pasos de los animales. A cada una de las ardillas se le dio un cacahuete y las ardillas fueron a esconderlo. Gracias al GPS se percataron de que las ardillas se trasladaban en línea recta que seguía dirección del sol.

Esta habilidad no solo es característica de las ardillas ya que otros animales como las aves, abejas o tortugas marinas también emplean el sol para orientarse.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin