Buscar

Los dinosaurios poblaron Burgos hace 145 millones de años

17/07/2018 - 11:28
  • Los restos hallados podrían pertenecer a varios ejemplares
  • Hay evidencia de la existencia de saurópodos hasta en la Antártida
Los saurópodos tuvieron presencia en todo el planeta. Foto: Dreamstime

Hubo dinosaurios en Burgos, en concreto en Torrelara. Es allí donde un equipo de arqueólogos ha dado con los restos óseos de lo que podría ser un dinosaurio saurópodo del tránsito jurásico-cretácico, un animal que vivió hace alrededor de 145 millones de años. Los restos se han encontrado durante la primera semana de la campaña de excavaciones Paleontológicas de la Sierra de la Demanda, un hallazgo temprano en una campaña de excavación programada para el mes de julio y en la que participan estudiantes de Geología, Biología y Restauración.

El Colectivo Arqueológico de Salas de los Infantes ha informado del hallazgo de diferentes restos que podrían pertenecer a más de un dinosaurio. Se ha encontrado como un gran húmero, un cubito, el hueso sacro, varias vértebras y costillas. Todos los huesos son de gran tamaño lo que sugiere que estamos ante un dinosaurio que pudo medir alrededor de 15 metros de alto y casi 25 de largo, habrá que esperar para determinar su especie exacta). Con los huesos fosilizados que se han encontrado se podría completar gran parte del esqueleto del animal y todo indica que podría tratarse de más de un dinosaurio, esto sustenta además la hipótesis de que sea un saurópodos ya que está documentando que eran gregarios y se movían en manadas.

Según las primeras estimaciones 'in situ', con estos restos se podría confirmar la existencia de dos o más dinosaurios de en torno a 145 millones de años de antigüedad, de una especie casi desconocida en la península ibérica.

El equipo de investigadores multidisciplinar cuenta con expertos de diferentes nacionalidades y está dirigido por el doctor y profesor Fidel Torcida, director del Museo de los Dinosaurios de Salas de los Infantes. Ahora la prioridad es aprovechar el mes de julio para hacer nuevos descubrimientos que permitan completar al máximo los esqueletos hallados para después poder estudiar los restos y hacer una datación lo más certera posible se centrarán en el descubrimiento de nuevos fósiles que permitan completar lo más posible el estudio y la datación de los restos aparecidos.

El lunes se ha iniciado la tercera semana de excavaciones a la que se incorporan nuevos expertos como el doctor y profesor José Ignacio Canudo San Agustín, catedrático de Paleontología de la Universidad de Zaragoza, uno de los más reconocidos expertos de Europa en dinosaurios. Según afirman desde el Colectivo Arqueológico de Salas, el ambiente en el que vivían los dinosaurios de Torrelara se ha reconstruido a partir de sedimentos que dan una valiosa información sobre el modo de vida de estos animales que se extinguieron hace millones de años. La fosilización de los huesos de estos ejemplares ha sido posible gracias a las condiciones especiales de la llanura de inundación del río Lara.

El braquiosaurio, el saurópodos más famoso

Los saurópodos son la familia de dinosaurios más extendidas a nivel mundial, eran animales de enormes dimensiones, hasta 15 metros de alto, 25 de largo y con un peso de 50 toneladas. Recientes descubrimientos hablan de que estos animales evolucionaron y sólo eran cuadrúpedos durante su infancia, aunque la imagen que nos llega del braquiosaurio, el más conocido de esta familia, es la de un 'gran lagarto', de cuello largo, cabeza muy pequeña, cola corta y herbívoro.

Los primeros fósiles de saurópodos documentados datarían del periodo Triásico superior en África, aunque el momento en el que realmente son más abundantes en el planeta es el jurásico superior, donde las especies predominantes son los Diplodócido y los braquiosaurios. Existen evidencia de la existencia de estos animales incluso en la Antártida.


Comentarios 0