Buscar

La sonda solar de la NASA ya está en camino

12/08/2018 - 9:56
Más noticias sobre:

Este sábado ha tenido lugar con éxito el lanzamiento de la Sonda Solar Parker de la NASA, que ha dado el salto al espacio desde el Centro Espacial Kennedy, situado en Cabo Cañaveral, en Florida (Estados Unidos), a las 9.31. Su destino es la corona del Sol, y su objetivo, llegar más cerca del astro rey que cualquier nave espacial en la historia.

Esta histórica misión para 'tocar' el Sol se produce después de ocho años de trabajo. La sonda viaja a bordo del cohete Delta High Heavy Alliance, tiene el tamaño de un pequeño automóvil, pesa cerca de 635 kilos y empleara 55 veces más energía de la que se necesitaría para llegar a Marte, según la NASA.

"Esa es una nave espacial relativamente liviana. Y tiene que serlo porque se necesita una inmensa cantidad de energía para llegar a la órbita final alrededor del Sol", apuntó Andy Driesman, gerente del proyecto de la misión en el Laboratorio de Física Aplicada Johns Hopkins.

Al pasar por el espacio en una órbita altamente elíptica, la Sonda Solar Parker alcanzará velocidades de hasta 690.000 km/h, lo que equivale llegar de Filadelfia a Washington en un segundo y que supondría el récord de la nave espacial más rápida de la historia.

Durante su vida útil de menos de siete años, la sonda completará 24 órbitas del Sol y llegará a alrededor de seis millones de kilómetros de la superficie del astro.

"Iremos a donde ninguna nave espacial se ha atrevido antes dentro de la corona de una estrella. Con cada órbita, veremos nuevas regiones de la atmósfera del Sol y aprenderemos cosas sobre la mecánica estelar que hemos querido explorar durante décadas", apuntó Nicky Fox, del Laboratorio de Física Aplicada Johns Hopkins.

Pero acercarse tanto al Sol requiere disminuir la velocidad, para lo cual Parker utilizará la gravedad del planeta Venus, alrededor del cual tiene previsto viajar siete veces.

Material resistente

El verdadero desafío de la misión es evitar que la sonda se incendie, dado que se aproximará al Sol como ninguna otra nave espacial antes. Hasta ahora, la NASA no había podido desarrollar una misión como ésta, pero los avances científicos han permitido que la sonda solar contenga un escudo térmico hecho con espuma de carbono capaz de resistir temperaturas de unos 1.300 grados centígrados en su parte orientada al Sol.

La corona del Sol se calienta a millones de grados y en ella ocurren los eventos más extremos del astro, como erupciones solares y eyecciones de masa coronal, lo que acelera las partículas a una fracción de la velocidad de la luz.

Esas explosiones crean episodios meteorológicos espaciales que pueden golpear la Tierra con partículas de alta energía, poner en peligro a los astronautas, interferir en el GPS y los satélites de comunicaciones y, en el peor de los casos, interrumpir la red eléctrica.


Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 0