Buscar

Encuentran restos del primer humano híbrido: su madre era neandertal y su padre denisovano

8:05 - 24/08/2018
  • Fragmento de hueso recuperado de la Cueva de Denisova en Siberia
Más noticias sobre:

Se llama Denny y es mitad neandertal y mitad denisovana. Se trata del primer individuo híbrido, cuyos padres pertenecían a distintos grupos humanos, del que se tiene constancia. Tenía unos 13 años cuando murió hace 50.000 y un grupo de científicos encontró sus huesos en una cueva de Siberia en 2012. Ahora, la revista Nature publica el genoma del primero de estos humanos.

Los científicos ya sabían que los denisovanos, los neandertales y los homo sapiens se habían reproducido entre sí. Pero nadie hasta ahora había encontrado restos de descendencia de primera generación, razón por la que se considera este descubrimiento extraordinario.

Tanto es así que al grupo de científicos, liderado por los paleogenéticos Viviane Slon y Svante Pääbo del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva en Leipzig (Alemania), le costó creerse su propio descubrimiento. "Pensé que algo había fallado", dice Pääbo.

Los investigadores analizaron el genoma en un fragmento de hueso recuperado de la Cueva de Denisova en las montañas de Altai, en Rusia. Esta cueva debe su nombre a los denisovans, un grupo de humanos extintos identificados por primera vez en 2008 después de una prueba de ADN realizada a uno de los restos encontrados allí. En la región de Altai, y en la cueva concretamente, también vivían neandertales.

Antes del descubrimiento del híbrido neandertal-denisovan, a quien los científicos han apodado como Denny, la mejor evidencia de una asociación tan cercana se encontró en el ADN de un espécimen de homo sapiens que tenía un antepasado de neandertal en las cuatro o seis generaciones anteriores.

Los restos de Denny fueron descubiertos hace varios años, al analizar una colección de más de 2.000 fragmentos de huesos no identificados hallados en la cueva. Los científicos secuenciaron el ADN mitocondrial del espécimen y compararon esos datos con secuencias de otros humanos antiguos. Este análisis mostró que el ADN mitocondrial del espécimen provenía de un neandertal.

Pero este fue solo la mitad del descubrimiento. El ADN mitocondrial se hereda de la madre y representa solo una línea de herencia, obviando la identidad del padre y la ascendencia más amplia del individuo. En el último estudio, el equipo buscó obtener una comprensión más clara de la ascendencia del espécimen secuenciando su genoma y comparando la variación en su ADN con la de otros tres homínidos: un neandertal, un denisovan y un individuo más moderno.

Alrededor del 40% de los fragmentos de ADN de la muestra coincidieron con el ADN de neandertal, pero otro 40% coincidió con el denisovan. El estudio también determinó que el fragmento procedía de una hembra de al menos 13 años.

¿Por qué no se fusionaron las dos especies?

Los resultados demuestran que el espécimen es un híbrido de primera generación, dice Kelley Harris, un genetista de poblaciones de la Universidad de Washington en Seattle. Harris explica que los encuentros sexuales entre neandertales y denisovanos podrían haber sido bastante comunes, lo que plantea otra pregunta: ¿por qué las dos poblaciones de homínidos se mantuvieron genéticamente distintas durante varios cientos de miles de años? Este genetista sugiere que la descendencia de neandertal-denisovan podría haber sido infértil o biológicamente no apta, evitando que las dos especies se fusionaran, aunque este extremo no está confirmado.

Los neandertales y los denisovanos eran menos genéticamente diversos que los humanos modernos, por lo que el mestizaje podría haber proporcionado una forma de "complementar" sus genomas con un poco de variación genética adicional.

¿Y cómo llamar a este nuevo espécimen? Esa fue otra de las dudas de este equipo:"Nos asustaba un poco la palabra 'híbrido", dice Pääbo. El término implica que los dos grupos son especies diferentes de humanos, mientras que en realidad los límites entre ellos son borrosos, como muestra el nuevo estudio.

Se cree que los denisovanos se separaron del hombre de Neandertal hace unos 640.000 años. Se sabe que los neandertales y los denisovanos coincidieron en la misma época en Eurasia. Ambos grupos vivieron hasta hace 40.000 años, los neandertales en el oeste y los denisovanos en el este. Conforme los neandertales migraron hacia el este se pudieron haber encontrado en ocasiones con los denisovanos.


Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 0