Ciencia

Temer inaugura el acelerador Sirius, el mayor complejo científico de Brasil

Campinas (Brasil), 14 nov (EFE).- El presidente brasileño, Michel Temer, participó hoy en la ceremonia de inauguración del acelerador de electrones Sirius, la mayor infraestructura científica del gigante suramericano y que incluye a Brasil en un "selecto club" de países que cuentan con ese tipo de tecnología.

En el acto, celebrado en Campinas, al interior de Sao Paulo, el jefe de Estado y el ministro de Ciencia y Tecnología, Gilberto Kassab, coincidieron en que la entrega de esta primera etapa del Sirius sitúa a Brasil "en la cima" de los países considerados referencia en investigación global.

"Siempre se dice que Brasil es el país de futuro. Pero yo digo que, ante esta inauguración y este proyecto consolidado, el futuro ya llegó a Brasil y llegó para agrandarlo", celebró Temer.

El mandatario añadió que la consolidación de Sirius es una "prueba" de que el país "avanza en pasos largos" y que debe ser "motivo de orgullo para todos los brasileños".

"Brasil pasa a integrar el selecto club de países que disponen de un acelerador de electrones de cuarta generación", subrayó Temer, ya que el gigante sudamericano, junto con Suecia, son las únicas naciones en contar con equipos de esa clase.

En línea, Kassab destacó que el Sirius, edificado en 68.000 metros cuadrados -un área equivalente a la de un estadio de fútbol- "estaba entre las prioridades" del Ministerio de Ciencia y Tecnología y su entrega representa una "inmensa satisfacción".

"Es como una carrera de automóviles, cada año alguien está al frente. Brasil indudablemente está en la 'pole position' con ese equipamiento", aseguró el ministro.

Agregó que, más allá de la comunidad científica, "quien gana es Brasil", pues, a través del Sirius, diferentes "materiales orgánicos e inorgánicos" de los más diversos segmentos, como medicina, agricultura y electrónica, podrán ser conocidos "en profundidad".

También estuvieron presentes en la ceremonia de inauguración el alcalde de Campinas, Jonas Donizetti, y el presidente del Centro Nacional de Investigación en Energía y Materiales (CNPEM), Antonio José Roque, así como diversas autoridades regionales y municipales.

El proyecto Sirius será compuesto por tres aceleradores de electrones de cuarta generación, que generan una luz de altísimo brillo -conocida como sincrotrón- y que es capaz de revelar las estructuras de materiales como proteínas, virus, rocas, plantas y ligas metálicas, en acciones similares a las radiaciones de rayos X, pero en altísima resolución.

Iniciado en 2012 y tras cuatro años de obras civiles, el Sirius deberá ser concluido en el segundo semestre del año que viene, cuando empezará sus actividades como "laboratorio abierto" con 13 estaciones de investigación, cifra que podría ampliarse hasta los 38 terminales experimentales en los próximos años.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin