Buscar

La mayor estructura del planeta fue creada por termitas hace 4.000 años

9:06 - 21/11/2018
  • La construcción cuenta con 200 millones de montículos
  • Los lugareños pensaban que era algo natural creado por Dios
  • Los insectos lo crearon para conseguir alimentar a toda la colonia
Más noticias sobre:
La construcción de las termitas data de hace 4.000 años

Al noreste de Brasil se ha descubierto la mayor estructura del planeta no diseñada por la mano del hombre. Se trata de una extensa red de montículos que cubre un área de 230.000 kilómetros cuadrados y fue creada hace alrededor de cuatro milenios por termitas de la especie 'Syntermes dirus'. El descubrimiento, que ha sorprendido a los científicos, se ha publicado en la revista Current Biology.

A pesar de las termitas comenzaron a crear los montículos hace más de 4.000 años, han estado "bien escondidos entre la vegetación de secano de la región" de Brasil en la que se hallan, tal y como explica uno de los autores del estudio, Roy Funch. Por esta razón, nunca se había valorado que esta estructura podía ser la más grande del planeta pese a que los montículos son visibles mediante satélite e incluso a través de Google Maps.

Los investigadores han estudiado una región de bosque seco que califican como "relativamente tranquila" y en la que aseguran que existen más de 200 millones de montículos espaciados regularmente y de alrededor de 2,5 metros de alto por 9 de ancho. Esta estructura ocupa un área del tamaño de Gran Bretaña.

Tal y como explica el autor principal del estudio, el entomólogo Stephen Martin de la Universidad de Salford, "la cantidad de suelo excavado supera los 10 kilómetros cúbicos, equivalente a 4.000 grandes pirámides de Guiza, y representa una de las estructuras más grandes construidas por una sola especie de insecto".

Según explica Funch, los lugareños no daban ninguna importancia a la estructura, pensaban que era una formación natural típica de su región. "Para muchos habitantes locales simplemente eran formaciones naturales hechas por Dios que siempre habían existido". No obstante, el equipo de investigadores ha podido demostrar que se trata de una "megaciudad" desarrollada por las termitas. Una red de túneles que les permitía desarrollar una vida en sociedad.

De hecho, alrededor de 4.000 años desde que empezaran a construir esta red de túnles, los científicos han podido comprobar que las termitas continúan desarrollando su vida en esta amplía red de montículos. Los montículos no son sus nidos, como se podría pensar, sino que son el resultado de las excavaciones mientras construían la megaciudad.

Abastecer de alimento a toda la colonia de termitas

Los túneles contribuían a alimentar a toda la colonia, tal y como cuentan los investigadores: "Excavaron una red masiva de túneles para permitirles acceder al alimento y poder comer directamente desde el suelo del bosque". Dado que las hojas de la caatinga (un tipo de vegetación característica de la zona) tan solo caen una vez al año, las termitas decidieron construir estos túneles para acceder rápidamente a grandes áreas del suelo del bosque y recolectar más rápido y mayor cantidad de comida para alimentar a la colonia.

La investigación prosigue, ya que los expertos pretenden descubrir la regularidad con la que las termitas excavaron. Según explica Smith, los montículos son todos aproximadamente de dos metros y medio con una base de nueve metros y distan entre sí alrededor de 20 metros, datos que asombran muy precisos que asombran a los investigadores.

Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.