Buscar

Científicos chinos aseguran haber creado los primeros bebés manipulados genéticamente

26/11/2018 - 13:27 | 14:08 - 26/11/18
  • Se trata de dos gemelas nacidas a principios de este mes
Más noticias sobre:

Investigadores de la Universidad de Ciencia y Tecnología del Sur, en Shenzhen, han afirmado haber creado los primeros bebés modificados genéticamente, gracias a la técnica de edición de CRISPR, consiguiendo que estén libres del VIH, ya que el padre era portador del virus. La comunidad científica ha criticado este 'experimento', al que ha calificado de "monstruoso".

La investigación no se ha publicado en ninguna revista científica especializada, donde debería haberse sometido al análisis de otros expertos, algo que ha generado gran controversia. Sí se ha hecho eco de estos experimentos científicos la MIT Technology Review, aunque lo ha hecho al haber encontrado dos ensayos clínicos de esta universidad en los que se dejaba constancia de estar practicando modificaciones genéticas.

El objetivo de estos ensayos era conseguir que los bebés fueran resistente al VIH, la viruela y el cólera, y según el grupo de científicos obtuvo aprobación de un comité ético el pasado año. Sin embargo, la institución china acaba de abrir una investigación al afirmar que desconocía lo ocurrido.

El líder de la investigación, el doctor He Jiankui, confirmaba a AP, tras conocerse la noticia, haber editado los genes de las gemelas Lulu y Nana, nacidas a principios de este mes, según ha explicado el genetista en cinco vídeos publicados en YouTube, donde defiende la ética de su trabajo. "Entiendo que mi trabajo será controvertido, pero creo que las familias necesitan esta tecnología. Y estoy dispuesto a aceptar las críticas por ellos", señala en uno de ellos.

La técnica, usada solo en embriones no viables

El proceso de edición, que él llama cirugía genética, "funcionó de manera segura como estaba previsto y las niñas están tan saludables como cualquier otro bebé", afirma en otro de los vídeos. Lo cierto es que hasta ahora esta técnica solo se había usado, y ya con bastante controversia, para editar los genes de embriones humanos no viables.

En un correo electrónico anterior a Reuters, Jiankui planeaba compartir datos sobre el ensayo en un foro científico esta semana. Su intención era que este estudio pasara "a través del proceso de revisión por pares, y pronto a través de una pre-impresión". Una preimpresión es una publicación de los resultados realizados antes de que la investigación se publique en una revista revisada por pares.

Para su aprobación los investigadores defendieron que "el VIH es un problema médico importante que amenaza a todos los seres humanos en el mundo de hoy, afectando la seguridad y la salud de todos los seres humanos". Tras recordar que, hasta la fecha, no existe un tratamiento efectivo o técnica clínica para curar completamente el sida, y que se está lejos de alcanzar los objetivos de prevención de VIH de la Organización Mundial de la Salud (OMS), defienden el uso de usar nuevas herramientas para su erradicación.

El ensayo clínico se basó inicialmente en la investigación preclínica de líneas celulares, modelos animales y embriones de desechos humanos. Reclutó pacientes VIH positivos con infertilidad e informó a los voluntarios - que fueron al menos 20- sobre los riesgos y beneficios a través de un consentimiento informado suficiente. El diseño del estudio se presentó al comité de ética del hospital para su discusión y aprobación.

Los pacientes, con seropositividad al VIH

Los pacientes reclutados eran parejas casadas de la República Popular China con seropositividad al VIH, de 22 a 38 años de edad; en el caso de los hombres debían de estar estables y no detectar una carga viral de menos de 75 copias/ml y recuentos de CD4 mayores a 250, al menos en los últimos 12 meses con antecedentes de terapia antirretroviral continua.

Según informa MIT Technology Review, la investigación de He Jiankuise era desconocida a la espera de su presentación en la conferencia internacional sobre edición de genes que comienza este martes, asimismo recuerdan que es imposible verificar las reclamaciones ya que no proporcionó ninguna documentación escrita de su investigación.

En una entrevista telefónica anterior y correos electrónicos con Reuters, el investigador afirmaba que su objetivo era otorgar a los bebés editados la "protección de por vida" contra el VIH. Dijo que comenzó su trabajo en la segunda mitad de 2017 e inscribió a ocho parejas. Todos los padres potenciales involucrados eran VIH-positivos. Cinco eligieron implantar embriones, incluidos los padres de las gemelas, identificados solo por los seudónimos de Mark y Grace.

CRISPR-Cas9 es una tecnología que permite cortar y pegar el ADN, generando soluciones genéticas para combatir la enfermedad. Sin embargo, existe una gran preocupación en el mundo científico sobre su seguridad y ética.

Se ha abierto una investigación

Una universidad china ha informado de que lanzará una investigación de "inmediato". La Universidad de Ciencia y Tecnología del Sur en la ciudad de Shenzhen, en el sur de China, dijo que no había tenido conocimiento del proyecto de investigación y que el académico estaba sin sueldo desde febrero.

El trabajo es una "grave violación de la ética y los estándares académicos", han señalado, al tiempo que han notificado que se formará un comité independiente de expertos para investigar.

"La Universidad de Ciencia y Tecnología del Sur requiere estrictamente que la investigación científica se ajuste a las leyes y regulaciones nacionales y que respete y cumpla con las normas y ética académica internacional", han señalado.

La noticia enfada a la comunidad científica

La noticia ha enfadado a la comunidad científica, ya que la manipulación genética está prohibida en la mayoría de países. No así en China. Este país ya fue el primero en modificar genes de embriones humanos (no viables) y de monos con CRISPR.

Los científicos consideran este experimento de "monstruoso", ya que puede pasar las transformaciones del ADN a futuras generaciones y puede causar daño a otros genes, provocando situaciones aún "desconocidas". La comunidad científica también destaca que existen formas más baratas de prevenir y tratar el VIH sin tener que recurrir a la modificación genética.

"Si es verdad, este experimento es monstruoso", ha señalado Julian Savulescu, director del Centro de Ética Práctica de Oxford Uehiro en la Universidad de Oxford. "Estos bebés sanos están siendo utilizados como conejillos de indias genéticos. Esto es la ruleta rusa genética", ha añadido.

Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.