Buscar

Científicos norteameticanos crean espejismos con un material que te hace casi invisible

Luis Miguel Ariza
15/01/2009 - 20:06
Uno de los científicos norteamericanos con el 'Metamaterial'

Existen materiales que están hechos de una manera tan peculiar que son capaces de "ocultar" un objeto y "hacerlo" invisible a una determinada frecuencia. Un grupo de científicos han empleado esa sustancia que oculta los objetos a las ondas de luz para crear espejismos.

La luz no es lo que parece. El ojo humano capta el espectro de la luz visible, con sus diferentes colores, que se traducen en definitiva a frecuencias, pero no ve el infrarrojo, por ejemplo, o la luz ultravioleta, y muchos animales sí lo logran.

De igual forma, algunos tipos de materiales están hechos de una manera tan peculiar que son capaces de "ocultar" un objeto y "hacerlo" invisible a una determinada frecuencia. Estos materiales de camuflaje nos recuerdan a la famosa capa de invisibilidad de Harry Potter, que permite "ocultar" un objeto cuando contra él choca la luz visible: no lo vemos, sencillamente porque la luz es rebotada por este material antes de que alcance al objeto y la despida hacia nuestros ojos.

El "Metamaterial"

Pues bien, un equipo de científicos de la Universidad de Duke en Estados Unidos ha construido un material tan especial -en realidad lo llaman "metamaterial"- capaz de ocultar un objeto frente a un rango amplio de frecuencias, en lo que se considera un paso hacia adelante para que en un futuro quizá no muy lejano uno de los artilugios de Harry Potter, la capa de invisibilidad, tenga un reflejo en la ciencia.

David Smith, uno de los autores del trabajo que recoge la revista Science, había participado hace unos años en una especie de dispòsitivo de camuflaje parecido. "La diferencia que hay entre el nuevo que hemos desarrollado y el original es como de la noche al día", ha comentado este experto. "El nuevo dispositivo de camuflaje puede actuar en un rango de frecuencias mucho más amplio". En su opinión, permite el paso para que más adelante se pueda camuflar un objeto frente a los infrarrojos y la luz visible.

De momento, el dispositivo lo que hace es doblar una onda electromagnética, produciendo la ilusión de que el objeto no está ahí. El experimento consistió en lo siguiente: se dirigió un chorro de microondas hacia un espejo liso. En condiciones normales, el espejo escupe la radiación, rebotándola en un determinado ángulo.

Los objetos desaparecen

El equipo de Smith añadió un abultamiento al espejo. El chorro de microondas choca contra él y en vez de reflejar, dispersa la radiación, denotando su presencia. Ahora bien, colocando delante el material de camuflaje, el chorro de microondas fue reflejado como si hubiera chocado contra una superficie espejada, ocultando el objeto.

El espejo fue "restaurado" por este peculiar material, haciendo invisible al montículo. El fenómeno es parecido a los espejismos de los desiertos o los lugares donde hace mucho calor: creemos ver charcos de agua sobre el asfalto que no existen. Esos charcos, nos dice Smith, "son un reflejo del cielo. Lo que estás viendo en este ejemplo es que un espejismo te está ocultando la carretera. Así que lo que estamos creando es una especie de ingeniería de espejismo con este dispositivo de camuflaje".

Este "metamaterial" es en realidad una sustancia hecha de materiales complejos que ha sido fabricada con mucha efectividad gracias al desarrollo de un complejo algoritmo matemático. Se ha diseñado, desde el lápiz y papel, para que ofrezca unas propiedades insólitas que no tienen los materiales en la naturaleza.

Ruopeng Liu, uno de los autores principales que desarrolló el algoritmo, cree que los nuevos materiales capaces de jugar con las ondas electromagnéticas para redirigirlas a conveniencia ofrece un enorme potencial en el campo de las aplicaciones tecnológicas: desde concentrar la luz para actuar como lentes muy potentes, hasta mejorar las comunicaciones inalámbricas, o fabricar materiales que ofrezcan una insonoridad increíble, a salvo de las vibraciones. Aparte del camuflaje en sí.


Comentarios 0