Cine

The Dark Knight Rises, el nuevo Superman y Los Vengadores ¿fuera de la Comic-Con?

Foto: Reuters

La Comic-Con International de San Diego, la gran feria del mundo del comic y todos sus 'periféricos' (películas, videojuegos, juguetes...) puede ser la de las grandes ausencias. Y es que, en lo que adaptaciones cinematográficas se refiere, ni el tercer Batman de Nolan, ni el nuevo Superman, ni tampoco Los Vengadores de Marvel tienen pensado acudir a la cita.

De momento, es The Amazing Spiderman es la única de las grandes películas de superhéroes que tiene su presencia confirmada en la Comic-Con de 2011, que se celebrará en San Diego del 21 al 24 de julio. La noticia la adelanta The New York Times, que asegura que Marvel, Warner Bros, Disney, DreamWorks y The Weinstein Company han decido no asistir o, en el mejor de los casos, pasar de puntillas por la edición de este año.

Una decisión que llama mucho la atención si tenemos en cuenta que todos los ojos del mundo del cine y el cómic estarán puestos en este evento que cada año cita a más de 100.000 personas y es seguido por fans de todo el planeta a través de la red. De hecho, el paso por la Comic-Con sirvió de gran plataforma de lanzamiento a éxitos recientes como Sherlock o 300, cuya puesta de largo en San Diego incrementó exponencialmente la expectación ante su estreno.

Pero las razones que esgrimen las productoras para no adelantar nada de sus proyectos son -curiosamente- las contrarias. Y es que, además del dinero que cuesta promocionar como se merece una cinta en un evento de la magnitud de la Comic-Con, los estudios sostienen que proporcionar adelantos de sus productos puede perjudicarles.

Los asistentes a estos eventos -que luego se harán eco de sus sensaciones, principalmente a través de la red- no necesitan que les persuadan con buenos trailers o escenas impactantes para ir al cine a ver The Dark Knight Rises o Los Vengadores. Esperan esas películas durante todo el año.

Miedo al Comic-Con Effect

Por contra, alegan los estudios, si algunos de estos asistentes terminan por ver algo que no les gusta de alguna de estas producciones que se promocionan, esto puede suponer un gran daño para la película a través del efecto boca a boca. Una mala opinión de un puñado de geeks podría costar millones de dólares a los estudios.

Y este es un riesgo que no todos están dispuestos a afrontar. Y más teniendo en cuenta que películas que fueron muy bien recibidas en la Comic-Con luego terminaron siendo sonoros fiascos en taquilla. En este grupo están cintas como Sucker Punch, Tron Legacy o Scott Pilgrim contra el mundo.

Esta última fue la película con la que la mayoría de los asistentes quedaron maravillados en la pasada edición pero que, estrenada tan solo tres semanas después de la convención, logró recaudar 32 millones de dólares con un presupuesto de 60 millones.

Spiderman si estará

David Glanzer, director de marketing de la convención, asegura que no han detectado ningún cambio importante en la postura de la industria del cine hacia la Comic-Con. "Cada vez recibimos más y más solicitudes y tenemos menos capacidad para cumplirlas. No todos los estudios pueden venir todos los años", afirma en declaraciones al periódico de Nueva York.

Sea como fuere, con las más que posibles ausencias de Batman, Superman y Los Vengadores de Marvel, el gran triunfador de esta Comic-Con -aunque sea por incomparecencia- puede ser el nuevo Spiderman. El reinicio de la saga, que llevará por título El Asombroso Spider-Man y estará protagonizado por Andrew Garfield, sí que se dejará ver por San Diego de la mano de Sony.

Y junto a él otros proyectos de otros grandes estudios (Universal, Paramount o Fox) y de productoras más independientes como Relativity, Lionsgate o Summit que aprovecharán las ausencias para dar más notoriedad a sus trabajos.

comentariosWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin