Cine

Martín Cuenca recibirá el Premio Eloy de la Iglesia en el Festival de Málaga

Málaga, 8 feb (EFE).- El cineasta almeriense Manuel Martín Cuenca recibirá el Premio Eloy de la Iglesia del XVI Festival de Cine Español de Málaga y con el que el certamen reconoce cada año a autores cuya obra busca una personalidad propia.

Martín Cuenca (1964) se ha convertido en una de las voces más personales e innovadoras del cine español y, tanto en el género documental como en el de ficción, ha desarrollado una sólida y sugerente filmografía que le ha valido el reconocimiento nacional e internacional, ha informado hoy en un comunicado el Festival de Málaga, que se celebrará del 20 al 27 de abril.

Difícil de encasillar y esquivo a las etiquetas, la obra de Martín Cuenca es ecléctica pero coherente, capaz de cambiar su estilo, según la necesidad del proyecto, sin perder su identidad, característica que refuerza la idea de "artesano del cine" que alguna vez el propio cineasta ha utilizado para definirse.

Actualmente, se encuentra en pleno rodaje de su nueva película, "Caníbal", un thriller psicológico basado en un relato corto del escritor Humberto Arenal y protagonizado por el actor Antonio de la Torre.

El guión, escrito junto a su colaborador habitual Alejandro Hernández, cuenta la historia de un respetable sastre granadino que se alimenta de mujeres.

Martín Cuenca nació en Almería el 30 de noviembre de 1964, estudió Filología Hispánica en la Universidad de Granada y es licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid.

En 1988 comenzó a trabajar profesionalmente en el cine como asistente de dirección, script y director de reparto, colaborando con directores como Felipe Vega, Alain Tanner, Mariano Barroso, José Luis Cuerda, Icíar Bollaín o José Luis Borau.

En 1999 empezó a escribir y dirigir sus propias películas y durante esos años trabajó también como profesor de dirección e interpretación en diferentes escuelas de cine en España y Cuba.

Ha escrito y dirigido los cortometrajes "El día blanco" (1991), "Hombres sin mujeres" (1998) o "Nadie, un cuento de invierno" (1999), con el que obtuvo numerosos premios nacionales.

En 2001 escribió y dirigió el largometraje documental "El juego de Cuba", que ganó numerosos premios, entre ellos el premio al mejor documental en el Festival de Málaga, al mejor documental en La CinemaFe de Nueva York y la nominación al mejor documental extranjero en los Grierson Awards de la BBC.

En 2003 participó en el Festival de Cine de San Sebastián, en la sección Zabaltegui, con su primera película de ficción como director y coguionista, "La flaqueza del bolchevique", que cosechó muy buenas críticas y fue nominada al Goya al mejor guión adaptado y a la mejor actriz revelación, que ganó María Valverde.

En 2005 estrenó en la sección oficial de San Sebastián su segunda película de ficción como director y coguionista, "Malas temporadas", con la que también obtuvo muy buenas críticas y numerosos premios, entre ellos la nominación al Goya a la mejor actriz protagonista, para Nathalie Poza.

En 2009 presentó en el Festival de Málaga un nuevo largometraje documental como director y co-guionista, "Últimos testigos: Carrillo comunista", que fue candidato al Goya al mejor documental y obtuvo el premio Cartelera Turia al mejor documental del año.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin