Cine

Coixet abre el Festival Málaga con un duelo de Candela Peña y Javier Cámara

Málaga, 20 abr (EFE).- La directora Isabel Coixet ha abierto hoy el decimosexto Festival de Cine Español de Málaga con el primero de los doce largometrajes en competición, "Ayer no termina nunca", un drama romántico sostenido a lo largo de todo su metraje por el duelo interpretativo entre Candela Peña y Javier Cámara.

"Me interesan las historias de amor, todas mis películas lo son, incluso las que parece que no, y esta, más que ninguna. Es la primera vez que abordo el mundo de la pareja y lo que es el pasado respecto al presente", ha afirmado en rueda de prensa Coixet.

En la España de 2017, cuando el país acaba de ser rescatado, la pareja interpretada por Peña y Cámara se reencuentra cinco años después de una traumática ruptura y de una pérdida que no han superado.

Aunque hay un retrato de cómo podría estar el país después de diez años de crisis económica, Coixet no quería filmar cine político.

"Me pareció fundamental ponerlo en el aquí y ahora. He practicado el escapismo de la realidad más que nadie, y me ha costado hablar de cosas que tenía muy cerca, pero como ya soy una chica bastante mayor, sentí la necesidad de decir algo de este momento, del que manifiesto mi perplejidad y confusión", ha explicado.

No cree que esta sea "tan diferente" al resto de sus películas, e incluso el título lo ha "reciclado" de un monólogo que cortó en otra anterior, y considera que "hay muchas cosas que de otra manera también se han dicho en otras películas".

La directora ha admitido su predilección por mostrar a "heroínas" que se enfrentan a cosas a las que ella no sería capaz de enfrentarse y por mantener la incertidumbre para el espectador, para que tenga la sensación de que, "cuando se descorre la cortina, todo es posible".

Por su parte, Candela Peña ha confesado que se siente "otra actriz después de esta película", porque ha llegado "a sitios donde no había llegado" y lo ha hecho, gracias a Coixet, "de forma fácil, no traumática".

"La película ha llegado en un momento de mi vida después de haber sido madre, y me ha ayudado a entender algunas cosas. Antes nunca había parido y entiendo ese dolor lo que puede ser", ha añadido.

Después de haber ganado su tercer Goya y del polémico discurso al recogerlo, asegura que en vez de tener estos tres premios preferiría tener "el premio al rostro más bonito del cine español, un blog de moda, pesar cinco kilos menos, medir quince centímetros más y tener poco talento, pero muchas campañas publicitarias".

"Pensaba que había libertad de expresión, pero he visto que no. Confiaba en la bondad de los desconocidos y me he dado cuenta de que los seres humanos somos mezquinos y carroñeros y respetamos poco al otro por pensar diferente", ha dicho la actriz, que en el escenario de 2017 que dibuja la película, se ve "peleando por lo mismo".

"Me veo peleando por que me den trabajo y me paguen dignamente, y espero que la gente viva mejor, que no llamen nazi a quien se manifiesta por no tener casa, que a la gente de las preferentes le hayan dado la pasta y que este Gobierno se haya pasado y haya otro que respete la cultura", ha afirmado Candela Peña.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin