Cine

Passola asegura que el canon audiovisual puede frenar la crisis del sector

Barcelona, 29 ene (EFE).- La productora y presidenta de la Academia de Cine Catalán, Isona Passola, ha subrayado la importancia de la aplicación de un nuevo canon a las operadoras de internet que podría "frenar la caída libre del audiovisual catalán".

Passola ha explicado hoy, en el Fórum de la Comunicación de cataluña, que se trata de un tributo que las operadoras telefónicas pueden pagar "sin problemas" y que, además, beneficiaría a estas compañías que, de esta manera, dispondrían de más material, por lo que les ha pedido que "venzan el miedo" y participen del fomento de la cultura.

Sin embargo, la cineasta ha admitido que la medida podría paliar el "desastre" actual, aunque no resolvería el problema de la industria, que pasaría por un aumento significativo del apoyo público y la concesión de un papel central para el mundo del cine, un sector que, a su parecer, tiene la capacidad de "cohesionar un país" y se puede convertir en una "buena carta de presentación".

Unas palabras que han sido reafirmadas por el conseller de Cultura, Ferran Mascarell, que ha remarcado la importancia de la industria cinematográfica catalana, que "tiene talento suficiente como para convertirse en el centro cultural del país" gracias a su capacidad para expresar ideas, emociones o conocimientos.

A pesar de esta potencialidad y talento, el cine catalán pasa, según Passola, por "sus momentos más bajos" debido, entre otros, a los cambios de directrices del ministerio de cultura, al incremento del IVA cultural, a la falta de legislación de la piratería, la dificultad de obtener crédito y a la caída de la compra de material audiovisual por parte de las televisiones públicas.

"La locomotora de nuestro cine audiovisual ha quedado encallada", ha remarcado la cineasta en referencia al cierre de distintas salas de exhibición y empresas de postproducción.

En este punto, la presidenta de la Academia de Cine Catalán ha hecho referencia a la necesidad de la digitalización de las salas, un proceso caro, pero inevitable, que permitirá que las salas sean espacios de difusión cultural más "versátiles".

Para ejemplificar el desastre del cine catalán, Passola ha hecho referencia a las películas seleccionadas para los premios Gaudí, que se concederán el próximo domingo, de las cuales ha remarcado el bajo presupuesto -la mayoría por debajo del millón de euros, muy por debajo de la media europea- y el elevado número de documentales, unas producciones de menor coste que las películas -que este año se han duplicado-, y ha lamentado la desaparición de las películas de animación.

Unos hechos que demuestran que el mundo cinematográfico está "en caída libre", algo inaceptable por la directora de la Academia, que ha asegurado que la industria catalana audiovisual tiene más capacidad para producir películas que su mercado puede absorber, algo que deberían tener en cuenta las instituciones públicas ya que el sector cinematográfico, a diferencia del teatro, compite directamente "con las mejores películas de todo el mundo".

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin