Cine

Los hermanos Pastor y Neus Ballús, vencedores de los VI Premios Gaudí de Cine

Barcelona, 2 feb (EFE).- Los hermanos Àlex y David Pastor han resultado vencedores de la VI edición de los Premios Gaudí de Cine al haber acaparado las estatuillas más valiosas entregadas en una gala, presentada por el director y presentador Àngel Llàcer, aunque la debutante Neus Ballús ha sido la que más ha subido al escenario.

La película "Los últimos días", de los hermanos Pastor, una cinta con aires de superproducción ambientada en una Barcelona apocalíptica, se ha proclamado la gran vencedora de la noche al haber obtenido siete estatuillas de las once a las que aspiraba.

"Los últimos días" ha confirmado la tendencia que ya se observaba en el ecuador de la gala, cuando ya encabezaba la lista de ganadores con tres estatuillas, por delante de sus más directas competidoras, "La plaga" y "Todos queremos lo mejor para ella", que sólo contaban entonces con un premio y que aspiraban al principio a 5 y 8 galardones, respectivamente.

La película de los hermanos Pastor, hoy ausentes por estar trabajando en Nueva York, ha sido la que más estatuillas ha cosechado, siete en total, pero la debutante Neus Ballús ha sido la que más veces ha subido al atril al recoger la dorada figura que reproduce una chimenea de La Pedrera de Gaudí, hasta cuatro veces por los Gaudí al mejor filme en catalán, mejor dirección, mejor guión y mejor montaje.

"Los últimos días", que ha obtenido los Gaudí al mejor filme en lengua no catalana, fotografía, dirección artística, sonido, efectos especiales, dirección de producción y maquillaje-peluquería, no podrá repetir el éxito dentro de una semana en la fiesta de los premios Goya, pues allí sólo aspira a dos galardones de corte técnico.

Neus Ballús y su ópera prima "La plaga", en cambio, sí podrían tocar con los dedos el Olimpo si gana el Goya al mejor director novel.

Las grandes derrotadas de la velada han sido "Hijo de Caín" y "Grand Piano", que optaban, respectivamente, a ocho y seis nominaciones, y que se han ido de vacío de la gala.

La tercera producción más premiada ha sido "Todos queremos lo mejor para ella", de Mar Coll, que ha tenido que conformarse con dos estatuillas: mejor actriz (Nora Navas) y mejor actriz secundaria (Clara Segura).

Más allá del inicio accidentado de la gala, con un grupo de trabajadores de TV3 y de Bomberos de la Generalitat concentrados ante la entrada que ha propiciado la no menos cinematográfica imagen de los mossos d'esquadra custodiando la alfombra roja, la gala ha discurrido sin mayores contratiempos conducida por el experimentado Àngel Llàcer, que incluso se ha atrevido en algún momento con alguna ironía política.

La presidenta de la Academia del Cine Catalán, Isona Passola, ha felicitado a Llàcer por haber hecho "una gala divertida y fresca" y haber sabido darle "una agilidad extraordinaria, algo que no es fácil", un resultado que es consecuencia de "su gran dominio del medio".

El pianista Manu Guix, que no sólo acompañaba a Llàcer en sus números musicales, sino que intervenía como música de fondo en las entregas de las estatuillas, ha tenido una buena parte de culpa en la agilidad de la gala, pues cuando los galardonados se extendían demasiado los amenazaba con tocar una pieza de La Oreja de Van Gogh. Por eso, la frase más repetida de la noche ha sido: "Ya acabo, Manu".

Uno de los momentos más emocionantes de la velada ha tenido lugar cuando la veterana actriz Julieta Serrano ha recogido el Gaudí a la mejor trayectoria y ha evocado su infancia en Barcelona en una época en la que ya deseaba ser actriz.

Alusiones a los recortes en cultura, al IVA del cine, a la enrevesada pregunta de la consulta soberanista de Cataluña o a la división interna de los socialistas catalanes no han faltado en una gala en la que la guinda la ha puesto el veterano actor José Sacristán cuando ha recogido el Gaudí al mejor actor protagonista.

Sacristán ha recordado que "los problemas son iguales en Barcelona y en Jaén" y ha apelado a "luchar juntos, incluso fuera del mundo del cine, contra los enemigos comunes, que ocupan cargos de responsabilidad e irresponsabilidad en la administración central".

Jose Oliva/Irene Dalmases

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin