Cine

Barcelona podría tener el primer museo del mundo dedicado a Woody Allen

Barcelona, 16 abr (EFE).- El clásico edificio de la antigua Escuela de Artes y Oficios de Barcelona, en pleno centro de la ciudad, podría convertirse en el primer museo del mundo dedicado al cineasta Woody Allen, de salir adelante una iniciativa impulsada por la empresa Mediapro, según ha informado hoy TV3.

El proyecto es una iniciativa privada que, bajo el nombre de "Woody Allen Center", sería un centro de referencia sobre la obra del famoso director norteamericano.

En un espacio de tres plantas y unos 2.000 metros cuadrados, el centro descubriría las claves del trabajo del director neoyorquino recorriendo su filmografía y centrándose en cuestiones como el amor, el humor, el sexo, la muerte o la religión, habituales en sus películas.

Jaume Roures, productor y amigo de Woody Allen, ha señalado a la televisión catalana que Mediapro tiene una vinculación muy especial con el director y "esto es como si hiciéramos una nueva película con él".

El edificio donde se ubicaría el "Woody Allen Center", situado en el barrio Gótico, fue construido en el año 1883 y en sus primeros años albergó el Casino Mercantil y la Bolsa de Valores, por lo que era conocido como "El Bolsín".

El inmueble está desocupado desde el año 2009, cuando el deterioro de su estructura obligó a parar las clases y las actividades artísticas que entonces llevaba allí a cabo la Escuela de Artes Oficios de Barcelona, "La Llotja".

Según ha explicado Roures, se quiere que el público que acceda al museo interactúe con las propuestas que se mostrarán. "Woody siempre ha sabido describir con humor y espíritu crítico todos los males que esta sociedad nos provoca", ha apuntado.

Woody Allen no sólo ha bendecido la idea sino que "a punto de cumplir su 80 aniversario, ya busca material para proveer el centro", según la información de la televisión autonómica.

El proyecto está pendiente de que la Generalitat convoque un concurso para los interesados en usar el equipamiento y, si se impone el proyecto de Mediapro, "dentro de dos años levantará el vuelo esta apuesta cinematográfica, cultural y turística única en el mundo", ha señalado Roures.

La relación de Woody Allen con Barcelona, donde rodó una de sus películas europeas, se ha consolidado con los años y es un lugar en el que suele recalar habitualmente, como ocurrió el pasado mes de diciembre, cuando despidió el año 2014 con un concierto en el Gran Teatro del Liceo, junto a The New Orleans Jazz Band.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin