Cine

Cineastas y partidos políticos reivindican un pacto de estado para el cine español

El nutrido grupo de profesionales de la cinematografía y de representantes de los principales partidos políticos del país que se ha dado cita este miércoles en el Círculo de Bellas Artes de Madrid para tender puentes hacia una nueva política del cine ha puesto de manifiesto en su mayoría la necesidad de alcanzar un pacto de estado para la cultura, en general, y en concreto para el cine.

MADRID, 29 (EUROPA PRESS)

El acto, que ha estado abierto al público y ha durado alrededor de tres horas, ha contado con intervenciones de cineastas, actores y productores, así como representantes de PP, PSOE, Ciudadanos, Izquierda Unida, Podemos, UpyD, CiU y Equo, entre los que ha destacado la presencia del secretario de Estado de Cultura, José María Lassalle, aunque su presencia ha tenido lugar para representar las posturas de los populares, y no del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

Durante la presentación del acto, la Unión de Cineastas, organizadora de este encuentro, ha puesto de manifiesto la necesidad de una "política de estado" que sitúe el cine "al margen de partidos políticos" y han confiado en el que nuevo tiempo que viene -"somos optimistas"- en el que la llegada de nuevos partidos políticos va a crear una apertura para el debate que no ha habido anteriormente.

Entre las conclusiones que la Unión de Cineastas plantea destaca la incorporación de manera urgente de la alfabetización cinematográfica en las diversas fases de la formación educativa; consagrar el principio de la proporcionalidad como algo central -toda película ha de tener apoyo de los poderes políticos independientemente de presupuesto y de temática-; mejorar los comités y los órganos selección que intervienen en los procesos administrativos; y mantener el estatuto de excepción cultural del cine ante las negociaciones del Acuerdo Transatlántico para el Comercio.

El cineasta Borja Cobeaga ha sido el primero en hablar y ha comenzado sus palabras reivindicando la consideración de profesión del cine y no considerarlo como un hobby. Además, ha subrayado que la base del cine español se ha creado con las "películas intermedias", algo que en su opinión "se ha ido perdiendo", y ha puesto de ejemplo sus dos últimos proyectos: 'Ocho apellidos vascos' y 'Negociador'. "En esos puntos intermedios es donde debería estar la base para fomentar el oficio cinematográfico que no tiene nada que ver con afición", ha dicho.

Cobeaga también ha criticado que hasta ahora los guionistas no han tenido convenio y ha celebrado el acuerdo firmado por ALMA. "nos sentimos indefensos, fundamental que esta profesión se le vea de esa manera". También ha hecho referencia a algunos temas como la Ley de Propiedad Intelectual y al enfrentamiento entre usuarios y creadores, al tiempo que "ha habido intermediarios que han callado -las teleoperadoras- viendo disputarse una guerra entre quien descarga y quien llama pirata".

Por su parte, Juan Carlos Tous, de Filmin, ha recalcado que el espectador quiere "inmediatez" y por ello cree que "no sirve que un productor se quede con los derechos o que la cadena monopolice los derechos". Respecto al IVA, ha señalado que hay que tener en cuenta los nuevos modelos de distribución.

Por otro lado, ha manifestado que la eliminación de las fronteras sería un "torpedo" contra el cine local, motivo por el que defiende más la "portabilidad" que la "eliminación de fronteras", es decir, "que no haya limitación que obligue a geolocalizar las películas y que no se puedan ver fuera del país". "No hay que limitar esto sino, al contrario, tratar de que las películas estén al acceso del público", ha dicho.

Por su parte, el productor José Antonio Félez ha sido optimista en su intervención y la destacado que "el cine español ha conseguido ser plural". No obstante, ha reivindicado un tratamiento de "estado", de manera que la cinematografía esté "por encima de los vaivenes".

Félez ha destacado que 2014 fue un gran año porque se produjo "conexión entre el público y el cine español", aunque ha precisado que el 80 por ciento de esa cuota de pantalla del cine español lo han protagonizado cinco películas. También ha señalado que los medios de comunicación han tratado el cine de otra manera y no han buscado lo morboso.

En cuanto a las grandes preocupaciones, su mayor reivindicación pasa por la necesidad de una "definición clara de cuál es el sistema de ayudas" porque, si bien ha celebrado la "buena intención" y los "puntos de partida" que considera "válidos" de la comisión mixta, cree que la financiación "tan a largo plazo" comporta situaciones "extremas si no hay certidumbres". "Por eso es necesario que el sistema sea estable y garantice lo que el cine puede esperar del estado", ha recalcado.

Por último, respecto a una hipotética bajada del IVA, ha señalado que "no va a suponer una revolución de cara a atraer espectadores", porque la diferencia para el espectador sería de apenas 30 céntimos, según ha indicado, aunque considera que como manifestación que tiene de "componente cultural", ha de tratarse "de forma más favorable, sobre todo en España donde es una fortaleza".

PROPUESTAS Y PERSPECTIVAS POLÍTICAS

El secretario de Estado de Cultura, José María Lassalle, ha recomendado a quienes hablan de política a experimentar en el "propio pellejo" las urgencias en las que se dividen los compromisos cuando hay que gestionar en momentos de crisis. "Yo también he creído que la política puede cambiar realidad, pero lamentablemente la política no puede cambiarlo todo", ha dicho y ha añadido que quienes se encontraban en la sala del CBA comparten una unidad de lenguaje que fuera no se comparte. "En las academias de cine se pide que se exhiba cine del siglo XXI, no del siglo XX, no Renoir", ha señalado.

Respecto a las palabras de Félez, ha señalado que el modelo de financiación está "cerrado y definido" y espera que en breve esté listo. Además, ha señalado que se evitará el problema que ha habido con la financiación del cine y ha indicado que la cantidad correspondiente a 2010 y 2011 se ha pagado "íntegramente" y que con la cantidad de 2012 ha habido una prorrata del 12 por ciento, aunque hay "compromiso" de pagarla. En cuanto a la piratería, ha puesto de relieve que ya han caído tres páginas y ha asegurado que "van a caer muchas más".

Durante el turno en el que los representantes políticos han tomado la palabra, Milagros Hernández, responsable del Área de Cultura de Izquierda Unida, ha reconocido que es difícil que haya un pacto de estado pero ha asegurado que van a "pelear por ello". Además, ha defendido un modelo descentralizado y que hay que modificar el marco legislativo, y no solo la Ley de Cine.

Esther Ruiz, responsable de Comunicación de Ciudadanos y productora de cine, cree que los poderes públicos no han escuchado y espera que nuevos políticos tenga capacidad de cambiar. Además, ha celebrado la autocrítica. El problema, a su juicio, es que "no existe un perfil industrial fuerte".

Por su parte, Carlos Alberto Martín, de Equo, ha hecho referencia también sobre la necesidad de un pacto de estado aunque ha señalado que no todo es negativo y espera que a través del consenso se puedan lograr pactos de estado.

Ibán García del Blanco, responsable de Cultura del PSOE, no cree que la subida del IVA sea imparcial y ha señalado que llevarán al programa cultural la bajada de este impuesto. Además, ha puesto de relieve el interés de establecer una estrategia del sector y unas condiciones sociolaborales para los artistas, así como recoger las conclusiones de la comisión mixta.

Asimismo, Jorge Lago, responsable de Cultura de Podemos, ha defendido que el programa ha de llegar de la sociedad civil "o será papel mojado" y ha señalado que el diagnóstico mínimo es que nunca habido un modelo de política cultural integral y, por tanto, no ha habido modelo de cine. En su caso, prefiere hablar de pacto social y no de pacto de estado.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin