Cine

El cine inmersivo regresa a Madrid con 'Dirty Dancing'

  • El cine inmersivo transporta al público al universo de películas icónicas
Cartel del cine inmersivo. Imagen: Spectacular!

El cine inmersivo regresa a Madrid de la mano de Spectacular!. La empresa española realizará ocho sesiones de esta peculiar actividad del 15 al 25 de junio. Si en la primera edición la película elegida fue Los intocables de Eliot Ness, en esta segunda edición se han decantado por un clásico de los años 80 que seguro va a enganchar a muchos adeptos: Dirty Dancing.

El motivo de esta elección es que la cinta dirigida por Emile Ardolino y protagonizada por Patrick Swayze y Jennifer Grey cumple 30 años desde su estreno. De nuevo, la compañía elegirá una ubicación secreta, que será comunicada unos días antes a los participantes, para recrear el resort de vacaciones Kellerman's.

Multitud de actores, música y un escenario de 10.000 m2 harán que los espectadores de esta peculiar sesión de cine se sientan dentro de la película ambientada en el inicio de los años 60, una época marcada por las diferencias entre la clase trabajadora y la media-alta norteamericana, el comienzo de la ruptura de las normas sociales y el despertar de la libertad sexual.

Los usuarios recibirán instrucciones poco a poco, desde el mismo momento en el que compren las entradas, para ir sumergiéndose en el entorno. A través del correo electrónico recibirán pistas sobre el vestuario e información acerca de las actividades que se realizarán ese día.

Las entradas ya están a la venta y se pueden adquirir en la web de Spectacular!. Cuestan entre 57 y 67 euros, incluyendo una cena, y la actividad en total dura unas seis horas con la proyección de la película en una pantalla gigante.

El cine inmersivo, nuevo en España pero popular ya en otros países como Reino Unido o EEUU, es una forma de entretenimiento que transporta al público al universo de películas icónicas a través de distintas artes escénicas como el cine, el teatro y la música.

En la primera edición, la empresa se decantó por el clásico Los intocables de Eliot Ness, de Brian de Palma. Para esa ocasión se escogió el Museo del Ferrocarril para trasladar a los espectadores al Chicago de los años 20.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
arrow-comments