Cine

Aisling Walsh lleva al cine la vida de Maud Dowley, una de las artistas folk más relevantes de Canadá

La cineasta irlandesa Aisling Walsh lleva al cine la vida de Maud Dowley, una de las artistas folk más importantes de Canadá, y la curiosa convivencia que mantuvo a lo largo de su vida con Everett, su pareja, en una casa humilde de la costa este canadiense.

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

'Maudie, el color de la vida', que se estrena este viernes 23 de junio en los cines, está protagonizada por Ethan Hawke y Sally Hawkins, quienes encarnan a esta pareja. Él interpreta a un pescador huraño que busca asistenta y ella una mujer alegre que padece artritis reumatoide que se ofrece para el puesto con la intención de alejarse de su protectora familia.

La directora ha señalado a Europa Press durante una entrevista telefónica que cuando apenas había leído las 20 primeras páginas del guion ya sabía que Sally Hawkins iba a dar vida a la famosa artista, un papel complicado que estaba convencida de que iba a funcionar en la piel de la actriz, con quien ya había trabajado.

En cuanto al papel de Hawke ha indicado que es un personaje "muy diferente" a lo que ha hecho hasta ahora y un "verdadero reto", puesto que se trata de un individuo "silencioso, difícil de entender, a quien nadie quería realmente". Sin embargo, "Maudie cambia su corazón".

Uno de los aspectos más desafiantes de este proyecto fue reproducir la casa en la que vivía esta pareja: un pequeño espacio de dos plantas, con dos espacios diáfanos de escasos metros, que Maudie decidió pintar y a lo que sorprendentemente no se opuso Everett. Años más tarde, y cuando la artista consiguió fama, se convirtió en un lugar de peregrinación.

"Podríamos haberlo trasladado al estudio pero el sentimiento habría sido diferente", ha señalado la directora, quien asegura que replicaron la casa como pudieron y que este trabajo les llevó varias semanas. A ello se sumó el desarrollo de la enfermedad de Maudie, un desarrollo que se consiguió gracias a un rodaje "más o menos cronológico".

Walsh no contaba con demasiada información de la relación entre Everett y Maudie más allá de la actividad a la que se dedicaban para vivir, así como del documental que se rodó de su día a día. Por ello, tuvo que imaginar cuál era su relación y cómo era su vida juntos.

No obstante, cree haber alcanzado el espíritu de la artista que conmovió al mismísimo presidente de Estados Unidos Richard Nixon: "Era alguien positivo que consiguió cambiar a su pareja tan solo con amor, y a pesar de vivir en las condiciones más difíciles".

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin