Cine

Los Goya del año en que ellas marcaron el ritmo: Sólo dos mujeres en la cima

Madrid, 2 feb (EFE).- Los premios Goya de este año tienen a dos mujeres entre los cinco aspirantes a mejor película que, a su vez, tienen en sus argumentos a tres mujeres como protagonistas; pero no hay ninguna candidata en animación, dirección de fotografía, música, dirección artística, sonido y efectos especiales.

Son Carla Simón e Isabel Coixet, directoras y guionistas de sus películas, frente a los vascos Aitor Arregi y Jon Garaño, que compiten con "Handia"; Manuel Martín Cuenca, con "El autor", y Paco Plaza, que mete por primera vez a la categoría más alta de los Goya una película de género, "Verónica".

Una desigualdad que las mujeres cineastas españolas han decidido reparar, o, al menos, hacerla clamor a través del revoleo de una selva de abanicos rojos con el hastag #MASMUJERES; el eco, se espera, lo pondrán los trajes de chaqueta feministas de Ernesto Artillo.

Solo hay un 27% de mujeres nominadas, pero es posible que Simón, que ha dejado boquiabierta a la comunidad cinéfila con su "Verano 1993", marque este año la diferencia y se lleve el premio con este retrato íntimo de su propia familia: la muerte de sus padres enfermos de sida cuando ella era una niña, que ha logrado nueve nominaciones.

Y no solo porque es mujer, sino porque Carla es joven y confía en que las medidas de discriminación positiva animen a las estudiantes a ingresar al "club de chicos", como lo definía la veterana Coixet, un panorama masculino al que ella entró de cabeza, a sabiendas, convencida contra viento y marea de que lo conseguiría.

Su película, "La librería", la segunda más nominada con doce candidaturas, es un canto a esa tozudez femenina que hizo posible que las mujeres votaran, abrieran cuentas corrientes a su nombre, dirigieran películas o pusieran una librería en un pueblo perdido de la costa inglesa en los años 50.

Desde el género fantástico, Paco Plaza habla de otra mujer "Verónica", o mejor, del paso de la adolescencia a la madurez de una criatura poseída por poderes sobrenaturales, aunque no tan fácil. Plaza usó como punto de partida un expediente policial real, ocurrido en Madrid en los años 90 que ha logrado siete nominaciones.

En "El autor", de Manuel Martín Cuenca, el sarcasmo se lleva por delante a los pocos personajes femeninos; es, más bien, otro autorretrato en el que el andaluz se ríe del proceso creativo apoyado en un inmenso Javier Gutiérrez, candidato a mejor actor, una de sus nueve nominaciones.

Pero la favorita es "Handia", un cuento sobre el crecimiento interior y la capacidad del género humano de adaptarse a los cambios que los vascos Aitor Arregi y Jon Garaño han contado con tanta sensibilidad como maestría técnica: en total, trece candidaturas.

De ganarlas todas, esta versión de la leyenda del gigante vasco de Altzo rodada en euskera y ambientada en el siglo XIX, alcanzaría a la segunda más premiada de la historia del cine español, "¡Ay, Carmela!" (Carlos Saura, 1991), una menos que "Mar adentro" (Alejandro Amenábar, 2005), con 14 "cabezones".

"Abracadabra", el esperado regreso de Pablo Berger después de conseguir diez Goyas con "Blancanieves" (2013), se queda en siete candidaturas, tres de ellas para los actores Antonio de la Torre, Maribel Verdú y José Mota, y otra por el vestuario "ochentero" del dos veces nominado al Óscar Paco Delgado.

Con tres nominaciones a los Óscar, el compositor Alberto Iglesias podría lograr su undécimo Goya con la banda sonora de "La cordillera", la coproducción argentina de Santiago Mitre que queda así representada.

Mención aparte, el reconocimiento de Javier Ambrossi y Javier Calvo, "los javis", que han logrado cuatro nominaciones con su debut, "La llamada", así como la incursión de la arriesgada "Pieles", del también primerizo Eduardo Casanova, a través del extraordinario trabajo de maquillaje y peluquería y de dos de sus actores.

Penélope Cruz y Javier Bardem, ambos nominados por "Loving Pablo", dan visibilidad a la última película de Fernando León de Aranoa, y Andrés Gertrúdix hace lo propio con "Morir", durísima película de Fernando Franco que, quizá por eso, no tiene más nominaciones, aunque falta de manera clamorosa la de Marian Álvarez.

Es la madrileña Nathalie Poza quien parte como favorita por "No sé decir adiós", el debut de Lino Escalera que hace "doblete" como mejor director novel, y como cortometrajista con "Australia".

También se han "colado" gracias a sus protagonistas masculinos "Selfie" (Santiago Alverú), "Amar" (Pol Monen) y Julita Salmerón como protagonista absoluta del documental "Muchos hijos, un mono y un castillo", debut de su hijo Gustavo.

Por cierto, quienes compiten en animación vuelven a ser todos hombres, entre ellos, Enrique Gato, creador de la saga "Tadeo Jones" que vuelve este año a arrasar la taquilla con "Tadeo Jones 2: El secreto del Rey Midas".

Y la campeona de los premios técnicos, "Oro", del veterano Agustín Díaz Yanes, que reaparece con cinco nominaciones.

Los ganadores se conocerán mañana en la tradicional gala que, de nuevo, vuelve al hotel Marriott Auditorium de Madrid, esta vez con los humoristas Joaquín Reyes y Ernesto Sevilla como maestros de ceremonia.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin