Cine

La industria de la animación española pide mayor conocimiento sobre sus costes de producción y mejorar desgravaciones

La consultora española de soluciones tecnológicas audiovisuales Tangram Solutions, que celebra este año su 15 aniversario, ha reunido a una gran representación de la industria del cine de animación y efectos visuales en un encuentro en el que la industria de animación española ha pedido mayor conocimiento sobresus costes de producción y mejorar las desgravaciones.

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

Durante el evento, el subdirector de Audiovisual en Madrid Destino, Luis Medina, ha destacado que "además de la subida de las cifras porcentuales, en el caso del incentivo para producciones internacionales, es necesario que el umbral mínimo de inversión se reduzca significativamente para cubrir proyectos de diferentes envergaduras".

De esta forma, cree que "se posibilitaría" que las empresas españolas pudieran optar a la deducción fiscal cuando la única fase de producción de un proyecto que se realice en España sea la de animación y efectos visuales, que habitualmente cuentan con partidas presupuestarias inferiores al millón de euros.

Igualmente, considera que aumentar el tope máximo de devolución permitiría que los trabajos de animación y efectos visuales puedan beneficiarse del incentivo cuando se integran como un eslabón más en la cadena de producción de una superproducción desarrollada en España", aseguró Medina.

Por su parte, el productor de Dragoia Media, Manuel Cristóbal, ha confirmado que pronto habrá novedades sobre el esperado largometraje de animación 'Dragonkeeper', aunque ahora está centrado en "acabar la producción de 'Buñuel en el laberinto de las tortugas' y preparar su estreno para comienzos del año que viene".

LOS LÍMITES DE LOS INCENTIVOS FISCALES

En cuanto a los incentivos, Cristóbal cree que habría que mejorar las desgravaciones fiscales, tocando sus límites, "por arriba y por abajo". En este sentido, asegura que "el tema de la formación ha mejorado mucho con las escuelas y ahora mismo el problema está en la imposibilidad de ser ambicioso como empresa estando en España".

También Nathalie Martínez, productora de Wise Blue Studios en Valencia, ha destacado que España es un sitio donde se puede producir con muy buena calidad y que "la potencialidad" de la explotación de la animación es distinta a la ficción, ya que "funciona muy bien cuando se le da un buen apoyo, rentabiliza a medio y largo plazo, y el retorno a las arcas del Estado compensa con mucho esas ayudas para la animación".

El también conocido productor de Convoy Films, Gustavo Ferrada, destacó los tiempos en los que se dilata la producción de animación en comparación al la imagen real. En cuanto a sus proyectos, confirmó que ahora mismo está viendo la posibilidad de entrar en un proyecto nuevo también con Argentina, mientras se prepara ya para rodar en octubre en Valencia 'Vivir dos veces', de María Ripoll.

En en terreno de la posproducción y los vfx, Bruno Muniesa, director de USER T38, ha avanzado que están acabando la compo para la película de animación 'Black is belsa' de Joaquín Moguruza, que se estrena en el Festival de San Sebastian.

Respecto a la industria, Muniesa destacó su complejidad: "Estamos al final de la cadena de producción y cuando llega a la parte de efectos está todo el dinero gastado, hay muy poquito margen, eso por un lado, y por otro es que faltan profesionales, cuando hay una producción larga como la que tuvimos en 'El Ministerio del Tiempo' o como ha pasado con El Ranchito con Juego de Tronos, que acapara todos los profesionales que hay en el mercado, por lo que es difícil encontrar gente".

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin