Cine

Nicolas Cage recibirá el Gran Premio Honorífico del Festival de Sitges

  • El actor presentará allí el filme 'Mandy'
Nicolas Cage, actor de Hollywood. Imagen: Cordon Press.

El actor estadounidense Nicolas Cage recibirá el Gran Premio Honorífico en el 51 Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Sitges, en el que también presentará 'Mandy', el thriller de Panos Cosmatos que protagoniza, según ha avanzado este jueves el director del certamen Ángel Sala en rueda de prensa.

La edición, que se celebrará del 4 al 14 de octubre en Sitges (Barcelona), también contará con el actor estadounidense Ed Harris, conocido por su participación en películas como The Truman Show y La Roca, y que también recibirá un premio honorífico.

El cineasta John Carpenter también estará presente en Sitges, donde el día 13 de octubre, antes de la clausura del certamen, ofrecerá un concierto en el Auditori Melià de la localidad en el que repasará algunas de las bandas sonoras de sus filmes como 'Halloween', de la que el festival celebrará el 30 aniversario.

Homenaje a una carrera irregular 

Nicolas Cage, sobrino del director Francis Ford Coppola, saltó a la pantalla grande a principios de los 80 y logró sus primeros éxitos con los títulos Peggy Sue se casó y Corazón Salvaje. Los 90 le convirtieron en un actor de prestigio y la Academia de Hollywood le catapultó a la categoría de estrella de su firmamento por su trabajo en el drama Leaving Las Vegas (1995, Mike Figgis). 

La historia de un hombre que decide morir alcoholizándose en la ciudad de los casinos dejó sin respiración a público y crítica, y regaló a sus protagonistas, Nicolas Cage y Elizabeth Shue, el título más preciado para un intérprete en la meca del cine: su primera nominación al Oscar. Sólo Cage se hizo finalmente con la estatuilla dorada, y el blindaje del premio disparó su carrera hacia nuevos terrenos y un salario de estrella. 

Así, el actor aprovechó su buena estrella para cambiar de registro y afincarse como protagonista de películas de acción, con un caché que sumaba muchos más ceros en su nómina. La entretenida La Roca inauguró una época que le daría grandes alegrías económicas pero que acabó degenerando en su desprestigio como intérprete. Con Air, Face off, Snake Eyes y 8 mm se estrenaron consecutivamente repitiendo personaje con un Cage cada vez más hinchado físicamente. Sólo el drama intimista con Meg Ryan City of Angels rompió brevemente su nueva década dedicado a la épica de acción hollywoodiense. 

Hasta 2003, con Adaptation, Cage no volvió a ser considerado entre los premios anuales más importantes del cine. Entonces volvió a ser nominado al Oscar, a los Bafta y a los Globos de Oro como mejor actor, aunque no logró hacerse con ningún galardón. En los últimos 15 años, Cage volvió al cine de acción y fantástico, con la serie Ghost Rider y otros títulos como Wicker Man, de repercusión menor.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin