Cine

La nave del Festival de Sitges despega y ya lleva vendidas 41.000 entradas

Barcelona, 26 sep (EFE).- El Festival de Cine Fantástico de Sitges, a una semana de levantar el telón, lleva vendidas ya unas 41.000 entradas, en una edición cuyo eje temático son los 50 años del filme "2001: Una odisea del espacio", y en la que homenajeará al director John Carpenter y a actores como Ed Harris y Nicolas Cage.

El director del evento, Ángel Sala, acompañado por la consellera de Cultura, Laura Borràs, y el alcalde de Sitges, Miquel Forns, ha destacado hoy en rueda de prensa que entre el 4 y el 14 de octubre en la ciudad costera se podrá ver la "programación más potente del mundo de cine fantástico", con "muchas películas significativas" y de "última hornada" del género.

En la 51 edición del festival, el ritmo de entradas a la venta es parecido al de otros años, pero en esta ocasión habrá menos sesiones a la venta debido a que el sábado 13 de octubre el director John Carpenter ofrecerá un concierto "muy esperado" en el auditorio Meliá Sitges, un día después de la proyección de "Halloween (La noche de Halloween), de David Gordon Green, y durante toda esa jornada allí no se proyectarán filmes.

Sala ha aseverado que en esta cita cinematográfica no quieren hacer "fundamentalismo del fantástico, sino crear tejido, que el festival sea una puerta abierta a todo tipo de públicos y tendencias".

Ha defendido que "2001: Una odisea del espacio", de Stanley Kubrick, es la mejor película de la historia del cine, creada en un año, 1968, con una cosecha que incluye "El planeta de los simios", "La noche de los muertos vivientes" o "La semilla del diablo".

El punto culminante será cuando se proyecte la película restaurada en 4K durante la gala de clausura, el 13 de octubre, con la presencia de la hija de Kubrick, Katharina, así como de los productores Jan Harlan, Douglas Trumbull y Kathryn McLagan, de Warner.

La inauguración del festival tendrá como protagonista a "Suspiria", de Luca Guadagnino, una nueva versión del clásico de Dario Argento de 1977, con Tilda Swinton en el elenco y actriz que recibirá un Gran Premio Honorífico.

Por la alfombra roja pasarán, asimismo, durante las próximas semanas los actores Nicolas Cage, Ed Harris, que recibirán el Gran Premio Honorífico, al igual que el director M. Night Shyamalan y el australiano Peter Weir.

Otros homenajeados por el festival, con la Máquina del Tiempo, serán Pam Grier, Josie Ho y Ron Perlman, mientras Helga Liné recibirá el Nosferatu.

Como invitados también estarán en Sitges los directores españoles J.A Bayona y Álex de la Iglesia, entre otros.

Ángel Sala ha opinado que una de las películas de este año será "Mandy", que presentará Nicolas Cage, un thriller de Panos Cosmatos, y otra que puede tener repercusión es "The House that Jack Built", de Lars von Trier.

Además de cuestiones relacionadas con la realidad virtual o actividades paralelas como presentaciones de libros o seis exposiciones, en el festival se continuará apostando por las series televisivas de género.

En Sitges se podrán ver los primeros episodios de "La maldición de Hill House" y "Las escalofriantes aventuras de Sabrina", ambas de Netflix; "Castle Rock" y "Dorien", de Movistar+, o el primer capítulo de la novena temporada de "The Walking Dead", de Fox.

El cine catalán tendrá su representación con una producción como "El año de la plaga", adaptación de la novela de Marc Pastor del mismo título, dirigida por Carlos Martín Ferrera, y se estrenará en primicia mundial "Superlópez", la adaptación del personaje creado por el dibujante Jan, con Dani Rovira de protagonista.

En la sección Òrbita se pasará "La sombra de la ley", el segundo trabajo del realizador Dani de la Torre.

En sesiones especiales, por otra parte, se presentarán "El pionero, el cine parapsicológico de Sebastià d'Arbó" y "Shattered Fragments", de Afilm International Film Workshop, realizada por alumnos y profesores de esta escuela ubicada en Sitges.

Ángel Sala, en su comparecencia, no se ha olvidado de los jurados, a quienes cree que hay que agradecer su trabajo, porque son "unos héroes, que estarán encerrados viendo cine dieciocho horas al día".

La consellera Laura Borràs ha considerado que el Festival de Sitges "está vivo y muy vivo" y ha agregado que es "un ejemplo de innovación" a todos los niveles.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin