icon-avatar
Buscar

Adina Pintilie: El cine es parte de la terapia

EFE
11/11/2018 - 15:12

Sevilla, 11 nov (EFE).- El cine no tiene que ser una terapia, sino que ?es parte de la terapia" como "elemento de desarrollo y conversación con una misma?, ha reflexionado hoy en conferencia de prensa en el Festival de Cine Europeo de Sevilla la directora rumana Adina Pintilie, ganadora el Oso de Oro de Berlín con ?Touch Me Not?.

La directora, cuya película desató en su estreno deserciones del público ante las largas escenas de sexo y sadomasoquismo, ha analizado una cinta de la que ha dicho que supone ?un proceso de autorreflexión?, como una forma de entender ?la parte terapéutica del cine?.

Pintilie ha contado algunas de las curiosidades de su película, o de su forma personal de trabajar, como que no convocó un casting para encontrar a los actores sino que hizo "una búsqueda de gente", de personas que pensaran como ella y tuvieran su misma forma de ver las cosas?, en un proceso de entendimiento con los actores que se trasladó a la pantalla.

Para la directora, la frontera entre la ficción y la realidad "no es fácil de encontrar?.

"No creo que haya una frontera entre ficción y realidad; el cine es una experiencia subjetiva de la realidad que puedes transformar y transfigurar?, ha añadido la directora, que considera que la película funciona como una "constelación familiar" donde hay "mucha ficción y dramatización" pero cuya base es la verdad?.

De acuerdo a su sinopsis, 'Touch Me Not' se forma como ?una experiencia emocional en torno a la intimidad, el cuerpo y la sexualidad, que también derriba barreras entre ficción y realidad, autoayuda y provocativo análisis?.

Con Laura Benson, Lemarquis y Christian Bayerlein en sus principales papeles, este trabajo ha marcado un antes y un después en la carrera de Pintilie, que se graduó en la Universidad Caragiale de Artes Escénicas y Cinematografía en Bucarest en 2008, y desde 2010 es programadora del Festival de Cine Experimental de Bucarest (BIEFF).

Otra directora, la francesa Mia Hansen-Løve (París, 1981), ha llegado al Festival de Sevilla con ?Maya?, una película que se planteó como una apuesta personal para rodar en India, un país que "siempre" le ha atraído muchísimo: "Un imán para mí?.

Una cinta con muchos matices, de la que ha dicho que tenía claro que no quería que fuese una película rodada con actores de Bollywood ni de este tipo de cine, sino que quería encontrar gente muy concreta para hacer un papel como el que interpreta Aarshi Banerjee -"cuando me envió un vídeo y la vi supe que había encontrado a la actriz perfecta?-.

Hansen-Løve ha confesado que le preocupaba filmar en la India por la necesidad de encontrar la distancia correcta "sin que pareciesen los ojos de un turista?, que no pareciese el trabajo ?de una blanca francesa tan alejada" de ese mundo, de modo que consiguiese una obra ?siempre honrada" desde su punto de vista y contestase a preguntas sobre su cine que nunca se había planteado.

También ha destacado la labor que realizó rodando en negativos, en 16 y 35 milímetros, para luego poner el acento en el trabajo de la directora de fotografía, Hélène Louvart, que "supo captar lo que quería" con la película, que requería "una gran fuerza, incluso en situaciones violentas en el sentido de dificultad para rodar?.

Curiosamente, Mia Hansen-Løve obtuvo su primer papel mientras aún estudiaba en el instituto en ?Finales de agosto, principios de septiembre? (1998), de Olivier Assayas, uno de los directores que este año ha pasado por el Festival de Sevilla.

Ha dirigido ?El padre de mis hijos?(Premio especial del jurado de Una cierta mirada en Cannes en 2009), ?Un amor de juventud? (2011), ?Edén? (2014) y ?El porvenir? (2016), que logró el Oso de Plata a la Mejor Dirección en la Berlinale.











No ha sido posible realizar el purgado