Cine

La codirectora de 'El silencio de otros' considera un "premio" la preselección a los Oscar: "Estamos alucinando"

  • La cinta narra la lucha de las víctimas del franquismo

La cineasta Almudena Carracedo, codirectora del documental español El silencio de otros junto a Robert Bahar, ha calificado como un "premio" que su película, que da voz a las víctimas de los crímenes franquistas, haya sido seleccionada por la Academia de Hollywood como una de las 15 que pueden acabar siendo nominadas para optar a la estatuilla el próximo 24 de febrero en la 91 edición de los Oscar.

"Estamos como alucinando", ha reconocido a Europa Press tras conocer la noticia, y apenas unos minutos después de sumar una nueva alegría con la nominación a los Premios Feroz de un documental que ya logró en el Festival de Berlín el premio del público y fue nominado a los Premios del Cine Europeo, cuya entrega de premios se celebró este pasado fin de semana en Sevilla.

"Tanto si nos nominan como si no, es un premio maravilloso porque es un escaparate internacional que permite llevar la película a la prensa de todo el mundo. Estamos contentos y lo vamos a estar por todo lo que está consiguiendo esta peliculita en el mundo", añade su directora, que ganó un premio Emmy en 2008 por otro documental, Made in L.A..

'El silencio de otros', producida por El Deseo de los hermanos Almodóvar y estrenada el pasado 30 de noviembre, es fruto de un trabajo de años recogiendo las voces de las víctimas y familiares de la represión de la dictadura franquista. "Nuestro objetivo es que la vea la mayor gente posible y el mensaje llegue", admite Carracedo, satisfecha con el recibimiento que el documental está logrando en todo el mundo. "Es bonito ver cómo funciona la película dentro y fuera", añade.

En ese sentido, Carracedo destaca la reacción del público en países como Estados Unidos, donde el documental se seguirá proyectando durante las próximas Navidades. "La gente se queda realmente impactada con estas cosas que no conocía, y hacen suya la película", asegura, relatando cómo el público estadounidense traza un paralelismo sobre el "legado" de la dictadura española con ciertos debates que se producen en la sociedad estadounidense sobre su pasado.

"En Estados Unidos, que están viviendo una situación muy difícil en su democracia y están mirando atrás para analizar el legado que no han lidiado, existen debates apasionadísimos con la retirada de monumentos confederados que va en paralelo con lo que sucede con nuestros monumentos franquistas", explica la cineasta, que residió durante años en el país norteamericano.

La cinta "da voz a un colectivo silenciado"

En palabras de Almudena Carracedo, El silencio de otros es una película que "da voz a un colectivo largamente silenciado", el de las víctimas del franquismo que reclaman reparación y justicia, que "llevan toda la vida luchando con poco altavoz". "Por eso estamos muy orgullosos de ser una herramienta más para dar voz a esta realidad tan invisible y silenciada", afirma.

Por ello, su codirectora se siente colmada sabiendo que la película "es una de los 15 mejores documentales del mundo según la Academia", y reconoce que le parece "muy difícil" que El silencio de los otros sea nominada a los Oscar el próximo 22 de enero. "Lo veo muy difícil porque los otros 14 documentales son muy potentes y maravillosos, pero nosotros seguimos mirando hacia adelante y trabajando por el mensaje de la película. Nuestro trabajo no empieza o termina en los Oscar", asegura.

"No creo en las dos Españas"

La exhibición del documental en pantallas de diferentes países ha permitido a Almudena Carracedo recopilar la opinión que genera en el extranjero la figura de Francisco Franco y el debate sobre su exhumación del Valle de los Caídos: "Cuando cuentas que tenemos un mausoleo de este tipo para un dictador, a la gente le cuesta creerlo".

Para la cineasta, el traslado del cadáver del dictador es una cuestión de "dignidad y memoria" y "salud democrática" más allá de revanchismos. "Por supuesto que la familia de Franco tiene derecho a llevarle sus flores, y es un derecho que no tienen miles y miles de personas en España que las tienen que llevar a las cunetas", recuerda.

En opinión de Carracedo, los nostálgicos del franquismo "son muy poquitos" aunque "hacen mucho ruido" y "se han envalentonado", y cree que existe una mayoría "quiere repensar" lo sucedido durante la dictadura desde la convicción democrática. "No siento para nada lo de las dos Españas, de verdad siento que la mayoría de los españoles apuesta por valores democráticos", sostiene.

"Lo que hemos visto con la película es que la mayoría de la gente quiere hablarlo y entenderlo, lo vemos en la juventud que viene a las proyecciones, en los mayores y en los que estamos en medio, se quiere rescatar todos esto y que no les metan en el bote de unos acuerdos en los que no participaron. Si no entendemos de dónde venimos, será difícil que podamos entender dónde estamos, y eso ahora más que nunca es importante", sentencia Carracedo.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin