Buscar

La chica del agua Fiji, de sensación viral de los Globos de Oro a 'azote' de la compañía

2/02/2019 - 13:42
  • Kelleth Cuthbert 'reventó' los poses de los famosos en la alfombra roja
  • La modelo canadiense ha denunciado a Fiji por hacer una campaña con su imagen

Kelleth Cuthbert era una completa desconocida hasta el pasado 7 de enero, fecha en la que eclipsó la ceremonia de entrega de los Globos de Oro con la novedosa táctica del terrorismo de 'photocall'. Su trabajo como azafata de la marca de agua Fiji, patrocinadora de la celebración, acabó robando los focos y la alfombra roja a todas las celebridades del mundo del cine y la televisión. Algunas de ellas, como Jamie Lee Curtis, se llevó un buen disgusto.

Pero rebobinemos hasta aquella tarde. Cuthbert, una modelo canadiense cuyo nombre real es Kelly Steinbach, estaba contratada para ofrecer botellines de agua de la citada compañía en la alfombra roja previa a la entrega de galardones. Pero su trabajo no se quedó ahí, y la maniquí logró ser el fenómeno de la noche en redes sociales por su astuta irrupción en todas las imágenes tomadas a las estrellas invitadas. No se trató de algo casual: allí estaba Kelleth, ataviada con un espectacular vestido azul eléctrico a juego con la frescura que deseaba inspirar su empleador, sonriendo a cámara mientras ocupaba una de las esquinas que dejaban vacías los protagonistas fotografiados. La habilidad de la modelo para llenar esos golosos espacios hubiera merecido un globo de oro propio.

Los usuarios de redes sociales no tardaron en darse cuenta de la situación cómica, y las imágenes de la 'robaplanos' Kelleth comenzaron a replicarse compulsivamente en internet. Tanto, que fue ella y no los premiados la que coronó la noche festiva. Dos días después, la actriz y musa del cine de terror Jamie Lee Curtis protestó airadamente por el uso sin autorización que había hecho la compañía Fiji de su imagen al acoplarle a su modelo justo detrás para ser fotografiada.

"Los patrocinadores de eventos necesitan la autorización de la gente cuando les hacen ser fotografiados junto a sus productos", clamó en un 'post' colgado en su cuenta de Instagram, visiblemente enfadada. La protagonista de Viernes 13 aseguró que se dio cuenta de que había modelos de Fiji y Moët estratégicamente situadas frente a las cámaras, y advirtió de que no deseaba hacer publicidad para ninguna de aquellas marcas.

Por otra parte, a Cuthbert no le ha bastado esa tarde de gloria y ahora ha decidido denunciar a Fiji por realizar una campaña de marketing no consentida aprovechando el torbellino provocado en los Globos de Oro. Según informan varias publicaciones especializadas norteamericanas, la modelo canadiense ha acusado a la compañía de lanzar una promoción con su imagen a tamaño real en las puertas de los supermercados aprovechando su éxito en los Globos de Oro -se trata de cartones recortables con un pose de la modelo y su bandeja de agua en la alfombra roja-. Cuthbert afirma que inició una negociación con Fiji el día siguiente de la ceremonia pero los recortables ya estaban dispuestos en algunas superficies comerciales 24 horas más tarde. La maniquí ha pedido a Fiji que retire esta promoción más una compensación por el uso de su imagen, que calcula ha generado 12 millones de dólares por su exposición en la gala de los Globos de Oro.

La marca, por su parte, ha mostrado su rechazo a responder a los requerimientos de Cuthbert y ha expresado su confianza en que los tribunales se pondrán de su parte.

Comentarios 0