Buscar

Ojo a Twitter: las mayores meteduras de pata de los famosos

EcoDiario.es
30/07/2012 - 11:56
Cada vez más artistas contratan los servicios de un 'community manager'. Imagen: Archivo

La red social Twitter, es considerada uno de los mayores termómetros sociales del momento, porporciona contratos a las celebrities y genera un canal de comunicación directo entre las personalidades y sus seguidores, pero también implica una serie de riesgos. Una mala elección de palabras o un mensaje sin releer puede llevar al suicidio 'tuitero' convirtiendo al famoso de turno en trending topic del bochorno público.

Algunos como Sara Carbonero, David Bisbal o Alejandro Sanz han sufrido las consecuencias de la red. En el caso de la periodista deportiva, una percepción general de que sus comentarios al pie de campo carecían de interés y resultaban a menudo obvios, suscitó una ácida e ingeniosa crítica bajo el hashtag #graciassara. El clímax de la burla se alcanzó cuando la periodista preguntó al jugador de la Selección Española de fútbol, Andrés Iniesta, si le hubiera gustado tirar un penalti cuando el jugador contestó que "había tirado el segundo".

El cantante David Bisbal también ha sido uno de los más afectados por el despiadado torrente 'tuitero' cuando, durante las primeras revueltas de Egipto, comentó en su cuenta de Twitter: "Nunca he visto las pirámides de egipto tan poco transitadas, ojalá que pronto se acabe la revuelta". Las críticas sobre la ligereza con la que el cantante comentaba un tema de tanta envergadura derivaron en burlas bajo el hashtag #turismobisbal con comentarios similares como "@ImLaddyEmma Nunca se han visto los bares de España tan poco transitados, ojalá acabe la crisis".

Las pirámides y Marta del Castillo

El compañero de profesión de Bisbal, Alejandro Sanz  también ha estado entre los temas más candentes de la corta historia de Twitter con un desafortunado comentario sobre la joven sevillana desaparecida, Marta del Castillo. Cuando una de sus fans pidió al cantante divulgar un mensaje de apoyo a la familia de la víctima, cuyo caso estaba siendo juzgado esos días, él contestó: "Que mania tenemos de juzgar antes de que lo hagan los jueces...Marta es inocente hasta que un juez diga lo contrario". Y la red ardió. Aparentemente, el madrileño confundió a la víctima del brutal asesinato con la atleta Marta Domínguez, acusada de dopaje. De nada sirvió la aclaración minutos después de la confusión porque los ávidos 'tuiteros' ya comentaban jocosamente la metedura de pata con 20 tweets por segundo, llegando a ser trending topic mundial en cuestión de minutos.

El pasado 27 de julio, la periodista deportiva de TVE, María Escario fue también el centro de atención de las redes por sus comentarios errados sobre la retransmisión en directo de la ceremonia de inauguración de las Olimpadas de Londres 2012 con frases como: "España sale de las últimas porque se sigue el Alfabeto inglés" o "Un coro de niños sordomudos".


Estas sangrías reputacionales han llevado a muchas personalidades públicas a dejar sus perfiles en manos de profesionales y community managers que se encargan de escoger cuidadosamente los contenidos a publicar y que son capaces de frenar este tipo de crisis ya que nunca 140 caracteres habían significado tanto.

Comentarios 4

#1
30-07-2012 / 13:02
Sabemos escribir
Puntuación 0

Embergadura?????????????? Por favor!!!!!

#2
30-07-2012 / 13:03
Sabemos escribir
Puntuación 0

embergadura????????? Por favor

#3
30-07-2012 / 13:06
uno
Puntuación 2

"embergadura"... corregidlo anda...

#4
30-07-2012 / 13:26
sabemos escribir mucho
Puntuación 7

en verga dura ?