Cultura

Abonados y aficionados a la ópera aprueban al Teatro Real con un notable alto, según una encuesta

El informe, encargado por el coliseo madrileño, muestra, en cambio, el tema de los precios como su "gran talón de Aquiles"

MADRID, 18 (EUROPA PRESS)

Abonados y aficionados a la ópera aprueban al Teatro Real con un notable alto (entre 7,4 y 8 sobre una valoración de 10) según se desprende de una encuesta realizada por el coliseo madrileño a través de Metroscopia el pasado otoño y cuyas conclusiones presentó hoy el director general del Real, Miguel Muñiz.

"El balance en estos últimos cuatro años ha sido positivo y esta encuesta demuestra que el teatro se ha abierto al público, aunque nuestro gran talón de Aquiles siguen siendo los precios de las localidades", reconoció Muñiz recordando que este estudio se realizó entre 600 abonados tradicionales, 606 anuales, 400 no abonados y 605 ciudadanos de la Comunidad de Madrid.

La creación de nuevos públicos (el 64% de los abonados piensan que en los últimos tres años ha ido mejor frente al 15% que opina que ha ido igual y el 6% peor) es una de las cuestiones positivas que refleja esta encuesta que determina también que el 47% del público no abonado es menor de 35 años y que el 38% de ellos asistía por primera vez a la ópera en 2008 (en 2005 era el 24%). "Esto indica que se está rejuveneciendo el público del Teatro Real", dijo.

Asimismo, hay una gran mayoría (69%) que opina que el número de actividades ha sido mejor frente al 3% que estima lo contrario.

PRECIOS ELEVADOS

Aún así, el estudio apunta que para el 57% de los abonados el precio actual de su abono es caro o muy caro y que el 54% cree que ese precio se ha mantenido igual de elevado en los últimos años, mientras que sólo el 15% considera que ha ido mejor y el 23% mucho peor.

"La ópera es cara en todo el mundo y en el Teatro Real es algo más barata que en otros teatros europeos. Determinados partidos de fútbol o conciertos de rock son a veces más caros que acudir a la ópera", dijo Muñiz al tiempo que recordó que el precio medio de una ópera oscila entre 1 y 1,4 millones de euros, esto es, 140.000 euros por representación.

A este respecto, el director general del coliseo madrileño dijo que, en este momento, no es posible una bajada de precios, si bien el Teatro Real tiene en marcha iniciativas para que determinados colectivos, generalmente de jóvenes, puedan beneficiarse de entradas a precios reducidos (ofertas especiales, entradas de último minuto, etcétera). También mencionó la idea, ya realizada en varias ocasiones, de poner una gran pantalla en la fachada y que es muy valorada por el público. Este año la subida del precio de las localidades será, según Muñiz, "casi inapreciable", pues se elevarán en función del IPC.

En cuanto a la oferta de localidades, la encuesta recoge que el 42% de los abonados piensa que ha sido mejor, casi igual que en la oferta de abonos. Mientras en 2005 el 74% de los no abonados pensaba que era difícil conseguir entradas para el Real, en 2008 ese porcentaje descendió al 64% lo que le hizo afirmar a Muñiz que el acceso al coliseo "aún debería ser mayor" de lo que es. "Me encantaría tener un teatro como la Bastille, con 2.700 localidades y todas ellas con buena visibilidad", apostilló (el coliseo madrileño tiene 1.748 de las que 500 tienen visibilidad reducida).

PROGRAMACIÓN

La calidad de la programación es otra de las cuestiones consultadas. El 38% de los abonados tradicionales piensa que ha mejorado; otro 38% que se mantiene igual y el 21% que ha empeorado. Mientras los abonados anuales, el 44% piensa que ha mejorado, el 31% que se mantiene igual y el 18% que ha ido a peor.

Respecto a la crisis Miguel Muñiz aseguró que la temporada en curso no se verá afectada. "Se ha mantenido el patrocinio, lo cual ya es un triunfo y estamos realizando un ahorro en la gestión, que no afecta a la calidad de la programación, que permitirá que salvemos este año con equilibrio presupuestario", vaticinó. "Quizás la próxima temporada tengamos problemas si la crisis profundiza. De momento, podemos salvar la crisis razonablemente bien", añadió.

Hasta ahora, el Teatro Real no ha percibido una menor afluencia de espectadores debido a la crisis, según Muñiz, aunque sí hay preferencias de la mayoría de los abonados por las obras de repertorio clásico frente a la innovación.

Por último, un asunto que ha "sorprendido" a los responsables del coliseo es la respuesta de los ciudadanos de la Comunidad de Madrid. El 92% de los mismos considera que para ésta es un orgullo contar con una institución como el Teatro Real. El 85% opina que el Estado debe subvencionar la cultura y sólo un 10% cree que es excesiva.

Uno de los guiños que el teatro tiene pensado realizar para hacerlo más cercano será "forrar" el edificio con fotos de artistas que hayan cantado o participado en el coliseo, avanzó el director general.

Preguntado por la valoración del teatro en el ámbito internacional, Muñiz aseguró que el coliseo "se ha convertido en algo muy apetecible pues ha ganado en prestigio entre los profesionales", apuntó en referencia al próximo director artístico a partir de 2010, Gérard Mortier. "Aún tenemos un presupuesto pequeño pero estamos entre los teatros de primera línea", afirmó.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin