Cultura

FAPAE denuncia que España sea "la vergüenza" del mundo en piratería y pide medidas para "traficantes de derechos ajenos"

Recuerda que el cine no es el único sector subvencionado en España y que el talento creativo está en la calle y no en las TVs

MADRID, 24 (EUROPA PRESS)

El presidente de la FAPAE, Pedro Pérez, denunció hoy que España sea "la vergüenza" del mundo en materia de piratería en Internet. Las medidas a tomar a este respecto, señaló, "no deben ser generalizadas" pero sí contra "los traficantes de derechos ajenos" que "desvalijan al legítimo propietario". Sobre las subvenciones al cine español, pidió no echar sobre los hombros del sector esa "dura carga", ya que no es el único subvencionado en España. También lanzó una reflexión: "el talento creativo está en la calle y no está, no ha estado ni estará en las televisiones".

Pérez, que participó en un desayuno informativo organizado por Nueva Economía Fórum, señaló que Internet debe hacer reflexionar al sector del audiovisual. "La piratería es una amenaza nueva de la revolución digital y pone en peligro todos los negocios legales de la industria de contenidos, columna vertebral del negocio del audiovisual del futuro", explicó Pérez, quien cree que pasar por alto este problema podría llevar a "casi pedir perdón a quienes se lucran con algo que no es suyo".

Para FAPAE, "hay que ponerse serio" y aplicar las medidas contra esta lacra, que convierte a España, sólo por detrás de China, en el primer país con más piratería audiovisual del mundo. "Hay una asociación de internautas, pero internautas somos todos y no pertenecemos a esa asociación. Si no se hace algo serio no se volverá a invertir", dijo planteando medidas que "culpabilicen al que se lucra, pero protejan al consumidor final".

Los 'piratas', prosiguió, "están identificados". "La actuación no debe ser generalizada. Sí hay que decirle al que se baja contenidos en casa que no lo está haciendo bien, y hay que actuar contra los traficantes de derechos ajenos", agregó, recordando que la "triste inasistencia" de público a las salas es también causa de la piratería, pero que se ha impulsado con la celebración de la 'Fiesta del Cine', los días 21, 22 y 23 de junio, con entradas a dos euros, y que ha conseguido que algunas cadenas hayan incrementado en un 140 por ciento la asistencia a salas. Pero el cine español sigue teniendo "más fronteras" y le toca competir en España con "los mejores productos" que llegan de fuera, recordó.

Para la crisis, por la que también pasa el sector del audiovisual, aconsejó "no entrar en batallas absurdas y buscar el acuerdo, para evitar la recesión del sector". Y recordó que el cine no es el único sector subvencionado en España. Pérez ofreció datos oficiales sobre las subvenciones del Estado a diferentes sectores, como el de energía eólica o solar, y dijo que en 2007 se contabilizaron 5.369 millones de euros en ayudas y subvenciones a todo tipo de sectores. El cine español, matizó, recibió en 2008 un total de 78,1 millones.

EL "MORBO" DE LAS SUBVENCIONES

Estas cifras convierten a España en el quinto país en ayudas, detrás de Francia, Reino Unido, Alemania e Italia. Ante el "morbo" que pueden despertar estas ayudas al cine, recomendó visitar la página web 'ayudas.net'. "No señalemos con el dedo, ni realicemos acusaciones y les pido que no hagamos descansar sobre los hombros de las gentes del cine la dura carga de ser el único sector subvencionado en España", enfatizó.

El portavoz de los productores independientes de España se refirió a la Ley del Audiovisual y, sin querer hacer "un elogio" al trabajo de Vicepresidencia del Gobierno por el "puzzle" que está realizando, se quejó de que cuando el cine o el audiovisual hacen una propuesta se les tache de "pedigüeños" y, si quien hace la propuesta son las televisiones "sea para regular un mercado distorsionado".

"El maltrato al cine ha calado en la sociedad", criticó Pérez, quien recordó que la cinematografía nacional tiene "más aceptación fuera que dentro" de España. Dijo no tener duda de que el cine y el audiovisual español pasa "por el mejor momento creativo de su historia" y que cualquier película producida en España contribuye al crecimiento de la industria fuera de España.

No quiso "trasladar a terceros" el divorcio entre el cine español y el público, y pidió autocrítica. Pero se refirió a un estudio que presentará esta tarde EGEDA sobre los puntos fuertes y débiles del cine nacional y señaló que "en general, existe una opinión favorable hacia él".

"GOBIERNOS INTELIGENTES"

Pérez trató de defender una tesis: "estamos a tiempo de diseñar un modelo que consiga superávit en la balanza del cine y del audiovisual español". "No pedimos más recursos. Nos basta con la mejor asignación de los existentes y sí pedimos que la palanca fiscal aprobada por Ley sea tan eficiente como requiere el inversor que aún no ha conocido este sector", subrayó, recordando que en esto del audiovisual "no hay gobiernos progresistas o conservadores, sino inteligentes o torpes, según sepan aprovechar el caudal que proporciona el talento y la creatividad en España".

Un talento y una creatividad que, como señaló, "no está en las televisiones", a las que sí reconoció, no obstante, "han demostrado sobradamente su talento empresarial". "La creación está en la calle, si se deja, muere", aseveró. Como tampoco lo está el dinero. "Son los productores los que deben encauzar el talento creativo para hacer mejores producciones audiovisuales", concluyó.

En el desayuno informativo con el presidente de FAPAE estuvieron presentes personalidades del mundo de la política, la cultura y el audiovisual. Entre otros, asistieron el director general del ICAA, Ignasi Guardans; la vicepresidenta de la Academia de Cine, Icíar Bollaín; los productores Agustín Almodóvar, Eduardo Campoy, Elías Querejeta o Gerardo Herrero; así como los presidentes del Real Madrid y del Atlético de Madrid, Florentino Pérez y Enrique Cerezo; entre otros muchos.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin