Buscar

González-Sinde, preocupada por que se dejen de vender DVD en España

EFE
31/03/2010 - 15:08

Barcelona, 31 mar (EFE).- La ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, se ha mostrado hoy preocupada ante la posibilidad de que Hollywood se plantee dejar de vender DVD en España por la denominada "piratería digital", y ha reconocido que "las fuentes tradicionales de financiación del cine se han tambaleado".

González-Sinde ha efectuado estas declaraciones, a preguntas de los periodistas, tras finalizar en Barcelona una reunión informal de ministros de Cultura de la Unión Europea, en la que se ha debatido sobre el papel que la cultura y las industrias culturales y creativas deben jugar en la transformación del modelo económico europeo y en la salida de la actual crisis.

Preguntada sobre si había leído un artículo del periódico "Los Angeles Times" en el que se asevera que el intercambio de películas y programas de televisión a través de Internet en España y en otros países podría ser uno de los principales causantes de la crisis económica de los estudios de Hollywood, la ministra ha señalado que sí lo conocía y que su ministerio, según ha recalcado, "no es ajeno al prejuicio que eso ha causado a tantos negocios", desde tiendas de alquiler de vídeos a otras de venta de discos.

También ha dicho estar "preocupada" por la pérdida de empleos que comporta este hecho e incluso por el "acceso a la cultura de la gente que no vive en grandes ciudades como Madrid y Barcelona".

Por su parte, la comisaria europea de Cultura, Androulla Vassiliou, ha mantenido que las nuevas tecnologías generan nuevas oportunidades, pero también nuevos retos, y "la piratería es un reto".

La comisaria ha apostado por "preservar el equilibrio entre el acceso de los consumidores a estos contenidos y los derechos de los creadores, que deben tener una justa retribución".

Aunque de la reunión de hoy no ha surgido ningún acuerdo en concreto, Vassiliou espera poder "anunciar en breve" algunas medidas en contra de la piratería, puesto que se ha iniciado un proceso de consulta sobre la cuestión entre diferentes comisarios afectados.

Por otra parte, fuentes del Ministerio de Cultura han insistido en que la denominada "Ley Sinde", en proceso de debate en el Parlamento, "no incluye ningún control sobre lo que los ciudadanos hacen, a diferencia de lo que ocurre en Francia o Inglaterra" y han agregado que su principal objetivo es "actuar contra un tipo de páginas muy específicas que hacen negocio aprovechándose de lo que crean otros".

El citado portavoz ha considerado que todavía no existe una directiva común europea sobre piratería porque se están ensayando diferentes modelos, pero no ha descartado que en unos tres o cuatro años acabe habiendo "una ley consensuada".