Buscar

"Fotogramas: 2000 años de cine", la nueva aventura de Mostrenco y Ché-Qué-Loco

EFE
4/09/2010 - 10:36

Madrid, 4 sep (EFE).- Alejandro Amenábar fue el primero en sufrir la cólera de Mostrenco y Ché-Qué-Loco, una pareja descacharrante que continúa su repaso al mundo del celuloide en "Fotogramas: 2000 años de cine", el nuevo tebeo creado por el guionista Jordi Costa y el dibujante Darío Adanti.

"Hicimos el cómic 'Mis problemas con Amenábar' con la intención de que Mostrenco y Ché-Qué-Loco tuvieran una colección de aventuras. Cuando Fotogramas cumplió 2.000 números nos encargaron esta segunda historieta", recuerda Costa en una entrevista con Efe.

Hilarantes, enloquecidos y verborreicos por naturaleza, Mostrenco y Ché-Qué-Loco guardan íntima relación con "el humor de Bruguera". "Nos gusta la estructura de historieta corta de Mortadelo y Filemón con el profesor Bacterio, siguiendo el modelo de James Bond y 'Q', el inventor que trabaja en el MI6", explica el guionista.

"Queríamos jugar con la idea de una pareja cómica que va cometiendo dislates a través del tiempo con inventos de tecnología astracanesca", añade Costa sobre una de las patas que sustenta "Fotogramas: 2000 años de cine" (Glénat).

El segundo pilar del cómic radica en el movimiento: la primera aventura consistía en "un monólogo enloquecido que Mostrenco le cuenta a un Ché-Qué-Loco sufrido", mientras que la segunda transcurre entre "viajes en el tiempo" que homenajean a la serie "Perdidos".

"'Lost' era una ficción descentralizada y esa idea nos permitía saltar del melodrama al 'western' o a la ciencia ficción, un recurso maravilloso. Los personajes siempre están en movimiento, postergando las explicaciones lógicas para más tarde... Eso nos ha servido para crear conexiones imposibles", detalla Costa.

La historia une puntos tan distantes como Clint Eastwood y la homosexualidad a partir de "un pequeño lapsus". "Toni Ulled, director de Fotogramas, dijo a sus empleados que debían pensar en el número de celebración de los 2.000 años, en lugar de los 2.000 números", rememora Costa.

En las viñetas, el máximo responsable de la revista tiene una singular misión para Mostrenco y Ché-Qué-Loco: un viaje a través del tiempo que registre la influencia de Fotogramas en el desarrollo del séptimo arte.

La sucesión de peripecias arranca en el París de los hermanos Lumière, donde Costa, conocido crítico de cine, saca punta al universo de la gran pantalla. "Hay un ajuste de cuentas general con el cine, un medio muy pagado de sí mismo", afirma.

Actores, directores y prensa especializada no escapan a la irónica perspectiva de Costa, que confiesa: "Mostrenco funciona como mi Mister Hyde y exagera las cosas que pienso, pero no en esos términos tan grandilocuentes", concede el guionista de una obra cuyo reparto incluye a James Cameron, Ridley Scott o George Lucas.

Louis de Funès, el gendarme más famoso de la historia del cine francés, se convierte en el villano de "Fotogramas: 2000 años de cine", un tebeo "protagonizado por dos perdedores" que "siempre acaban al grito de 'Corra jefe, corra' de Mortadelo y Filemón".

Por otro lado, Costa anuncia que la tercera entrega de la colección tratará sobre "el concepto de infinitud". "Aparecerá un personaje y Mostrenco y Ché-Qué-Loco sabrán que tienen vidas en infinitos universos paralelos. En uno de ellos, han hecho algo terrible para el mundo de la cultura", adelanta sobre un cómic que verá la luz "en mayo de 2011".


Contenido patrocinado

Otras noticias