Cultura

Los cimientos del Real se tambalean: Gerard Mortier presenta una programación ' de escándalo'

El Teatro Real presenta su nueva temporada bajo la dirección de Gerard Mortier. Una programación controvertida, donde no caben óperas del XIX y en la que apenas habrá ni obras ni intérpretes españoles. El belga apuesta por un proyecto transgresor, con un recorte presupuestario de millón y medio de euros -14 millones- y con un descenso en la venta de abonos considerable.

Gerard Mortier apuesta por un proyecto transgresor, "exigente y de alta calidad", como a él le gusta subrayar, donde no pasa por alto el descenso del 6% en la venta de abonos, a quien el director general, Miguel Muñiz, ha restado importancia.

Denostado, controvertido, odiado y admirado al mismo tiempo, así calificaron en su día a Gerard Mortier, otrora director del Festival de Salzburgo y de la Ópera de Paris, hoy director del Teatro Real.

Sin embargo, la programación que ha presentado ha indignado a los verdaderos entendidos del género en España. Se trata de su segunda temporada al frente del Real, primera "sin herencias" del anterior equipo y para ello Mortier se sube a las tablas de la Ópera de Madrid con catorce títulos de los cuales, 9 son del siglo XX y con Plácido Domingo y Ricardo Mutti como estrellas.

Una programación desconcertante

Dicen que Gerard Mortier es un inconformista, un buscador de talentos que apuesta por nuevos públicos. Y a tenor de la programación del próximo año, algo de inconformismo debe ser cierto, debido a lo críptico del prgorama. Para -supuestamente- captar la atención del público joven se atreve con este menú -nada óptimo para todos los públicos-: C(h)oeurs, Poppea e Nerone, Ainadamar y The life of Marina Abramovic, a las que se suman, en versión concierto, La finta giardiniera, Don Quichotte y Rienzi, y cuatro ballet: Les Ballets de Monte-Carlo, Gala de Ballet Ruso, Danza Contemporánea de Cuba y Los Ballet C de la B.

Y de corte más clásico, pero sin perder la estela de siglo XX, este martes anunciaba -Elektra, Pelleas et Mésande y Lady Macbeth de Mtsenk- y recupera títulos del repertorio poco conocidos como -I due Figaro, Cyrano de Bergerac, La clemenza di Tito y Iolanta/Perséphone.

Enojo ante la programación

Con estos mimbres, las críticas no se han demorado demasiado entre la Asociación de los amigos de la Ópera de Madrid. Gerard Mortier estará poco menos que obligado a explicar por qué no hay óperas españolas -que es obligatorio en el Real- o por qué se ha olvidado de los intérpretes patrios. Una razón que no se entiende, cuando en sus inicios, fue Mornier adalid de lo autóctono y por ende el mayor defensor de la creación de una ópera en Flandes -lo que dejó reflejado en una suerte de panfleto publicado por él mismo bajo el título "Escándalo cultural flamenco"-.

Claro, que hay de todo como en botica. El día que el flamenco abandonó la dirección del Festival de Salzburgo sus opositores descansaron insertando una esquela a toda página con su nombre. Vista la programación y el despropósito supervanguardista al que se enfrenta el Real en una de sus temporadas debido a la crisis, se enfrenta unas tasas de impopularidad y contestación aún más dramáticas que en sus anteriores empeños.

Relacionados

comentarios3WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 3

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Berthold
A Favor
En Contra

Es vergonzoso como se malgastan los fondos públicos: Se gastan ingentes sumas de dinero en programas experimentales. Nunca el Teatro Real había caído tan bajo.

Puntuación 2
#1
Fedora
A Favor
En Contra

Directamente será la ruina de la temporada de ópera en Madrid. Ni siquiera el Cyrano con Plácido Domingo puede salvarla. El señor Mortier quiere cerrar el Teatro Real sin duda alguna.

Puntuación 1
#2
Antonio Mazcueta
A Favor
En Contra

Mas grave es el comentario que ha hecho sobre los cantantes españoles, que triunfan en el extranjero y que venían cantando en el Real con cierta asiduidad.

La ministra debería cesar a este personaje.

Puntuación 0
#3