Buscar

La restauración del Pórtico de la Gloria costará otros dos millones

Europa Press
29/12/2011 - 11:14
Presentecaión del proyecto de conservación del Pórtico de la Gloria. Foto: EFE

La humedad es el principal riesgo, por lo que la segunda fase está condicionada a los trabajos en la fachada para evitar que entre agua.

La Fundación Barrié de la Maza ampliará su apoyo al Plan Catedral de Santiago destinando un millón de euros adicionales para el proyecto de restauración del Pórtico de la Gloria, que costará otros dos millones de euros y se prolongará durante 24 meses desde su inicio.

Así lo ha señalado este miércoles el director general de la Fundación Barrié, Javier López, que ha presentado en Santiago el resultado de los estudios previos en el Pórtico y la propuesta de intervención para la conservación y restauración de este monumento, un documento aprobado este mes de diciembre por el Comité Científico.

En concreto, la redacción de esta propuesta ha requerido el desarrollo de ocho líneas de investigación diferentes que han arrojado luz sobre el estado actual del Pórtico y las principales líneas de afectación, con el objeto de diseñar el plan de intervención.

El proceso de estudios previos, incluido dentro del Plan Catedral -cuya codirección técnica ostentan el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y la Xunta y que financia la Fundación Barrié- ha durado tres años y ha costado un montante de dos millones de euros de los tres que contenía el convenio inicial, por lo que la Fundación Barrié ha ampliado en otro millón su aportación para financiar los trabajos de intervención.

Estudios y análisis previos

Durante la fase de estudios previos se pudo constatar que es la parte derecha del Pórtico (la correspondiente a la torre sur) la que acumula un mayor deterioro, en su mayor parte por la humedad que se filtra de las cubiertas, aunque algunas grietas, ha aclarado Javier López, pueden provenir del propio proceso constructivo del monumento.

Asimismo, además de realizar estudios planimétricos y fotográficos detallados, se han identificado los puntos críticos de entrada de agua y su recorrido hasta llegar a las esculturas, así como la afectación por sales. El estudio de biodeterioro se ha realizado a partir de las colonias biológicas que se forman principalmente en la zona sur del Pórtico.

Por otra parte, se ha realizado un análisis de los cuatro tipos de granito y del mármol empleado en la construcción del monumento, así como de sus canteras de origen y de los procesos de deterioro que les afectan, y se han analizado las condiciones medioambientales del entorno del pórtico.

Una de las cuestiones más importantes que se han estudiado durante esta fase son las relativas a la policromía del monumento, de la que se han identificado hasta cinco estratos diferenciados, los dos primeros medievales y tres correspondientes a policromía completa del Pórtico. El primero de los estratos, el más antiguo, revela además la riqueza de la construcción, con el empleo de materiales de alto valor, como el oro.

Durante la fase de estudios previos, los técnicos han realizado, además, ensayos de tratamiento en el Pórtico, tanto con diferentes métodos de limpieza como con pruebas de fijación de material o de eliminación de colonias biológicas, entre otras cuestiones.

"Máxima conservación y mínima intervención"

En la propuesta de intervención presentada hoy, Javier López ha hecho mucho hincapié en la "idea de conservación preventiva", abogando por una "máxima conservación y una mínima intervención".

Los expertos ven "prioritario" el evitar la entrada de agua de lluvia, pues lo consideran el principal riesgo para la conservación del Pórtico de la Gloria y de la Tribuna. Para esto, se han identificado como puntos críticos tanto la parte superior de las torres como algunas zonas de la fachada del Obradoiro, sobre las que será necesario también intervenir dentro del Plan Director de la Catedral.

La propuesta de intervención de la Fundación Barrié establece una primera fase de actuación, de seis meses de duración, en la que se completaría la documentación y los estudios iniciados y se realizaría una serie de actuaciones preventivas, como la retirada de acabados plásticos y morteros de cemento, la fijación de zonas de riesgo, el cepillado de sales y la filtración de los rayos solares a través de las ventanas. Según ha explicado Javier López, algunos de estos trabajos están ya en marcha.

La segunda fase, que tendrá una duración de 18 meses, estará condicionada por las obras sobre las torres y la fachada, con el objetivo de minimizar la entrada de agua. Una vez comenzada, en esta fase se aplicarán los tratamientos de conservación y restauración definidos a través de las pruebas, se eliminarán los materiales inestables que provoquen deterioro -como la suciedad o los restos biológicos- y se sellará la policromía existente, aunque no se restaurará la anterior.

Además, dentro de esta segunda fase, se elaborará una memoria final y un sistema de gestión de la documentación obtenida -base de datos-, al tiempo que se llevará a cabo un proyecto de iluminación y un Plan de Difusión del monumento.

Todos estos trabajos tendrán una duración estimada, según la Fundación Barrié, de 24 meses, una vez que se inicien tras el visto bueno de la Xunta y la licitación por concurso público de las obras. Sin embargo, la segunda fase también estará condicionada a la realización de los trabajos en las torres y la fachada para evitar la entrada de humedad.

Comentarios 0