Cultura

Los grupos religiosos compiten por los nuevos dominios en la red

PARÍS (Reuters) - Centenarias disputas teológicas han estallado ahora en el ciberespacio, con las religiones tratando de influir en las futuras representaciones de la fe en Internet.

El escenario de esta rivalidad no es el púlpito o el boletín de la iglesia, sino la página web de ICANN, la corporación que concede las direcciones de Internet y que ahora quiere expandir sus dominios más allá de los típicos dominios .com, .org o .net

Cuando la ICANN empezó a aceptar solicitudes sobre nuevo nombres a comienzos de año, las pujas llegaron con las extensiones como .catholic (católico), .islam y .bible (Biblia). No tardaron en aparecer los que criticaban que cuestionaron el derecho de muchos solicitantes a monopolizar estos o aquellos términos religiosos.

"Respetuosamente le pido que no conceda .bible a un grupo de oradores fanáticos de la Biblia", escribió una persona crítica con la petición de la Sociedad de la Biblia Americana para hacerse con la extensión.

Cuestionando la petición de una empresa turca de tecnologías de la información para el dominio .islam, Fahd Batayneh, del Centro Nacional Jordano de Tecnologías de la Información, preguntó cómo se podía garantizar que productoras de pornografías o extremistas religiosos no usaran nombres con esa terminación.

ICANN (www.icann.org), la Corporación de Internet para la Asignación de Nombres y Números, aceptará peticiones para todas las aplicaciones durante otro mes y entonces evaluará las propuestas de nuevas extensiones.

Los primeros resultados se esperan para el próximo verano. Un grupo que se haga con una extensión puede conseguir el dominio de forma exclusiva, alquilando direcciones que usen esa extensión y rechazando las ofertas que considere.

LA ICANN NO PUEDE

Los problemas religiosos que encara este proyecto del siglo XXI son tan antiguos como los cismas y las herejías que han perseguido a las religiones durante años. ¿Quién habla en nombre del Islam? ¿Tiene el Vaticano el monopolio de la palabra "católico"? ¿Cómo debe ser interpretada la Biblia?

"No creo que pueda resolver problemas que existen desde hace siglos", declaró por teléfono a Reuters Akram Atallah, director interino de la ICANN, desde su sede en Los Ángeles.

"Nuestra meta, al final, es proporcionar innovaciones en el sistema de nombre de dominios".

Los propietarios de páginas web tienen a su disposición apenas una docena de extensiones como .com y los dominios de país como .uk o .es. Muchas de las 1.930 propuestas para nuevas extensiones vienen de empresas, incluidos gigantes de Internet como Amazon o Google.

Si hay pujas entre rivales por la misma extensión la ICANN tiene grupos de expertos para considerar los factores legales, financieros y técnicos para tomar la decisión de la concesión del nombre del dominio. Un proceso de disputa de la solución se da si un candidato que ha perdido se muestra en desacuerdo.

Pero no habrá técnicos consultando los Evangelios para decidir quien debe hacerse con extensiones como .church (iglesia).

"No entraremos en si el Vaticano tiene el derecho al nombre .catholic", dijo Atallah. "Esperemos que el proceso llegue a su conclusión satisfaciendo a la mayoría".

/Por Tom Heneghan/

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin