Cultura

El ballet "Muerte de Narciso" de Alicia Alonso, eje del ensayo de Roger Salas

Madrid, 12 sep (EFE).- El "monumento vivo del ballet", la cubana Alicia Alonso, ha estado en Madrid para acompañar al crítico de danza Roger Salas, quien acaba de publicar un ensayo de la pieza que la coreógrafa estrenó hace dos años, "Muerte de Narciso", y que se repondrá en el próximo Festival de Danza de La Habana.

Con el título "Más allá del escenario: el Ballet Muerte de Narciso de Alicia Alonso", supone el culmen de año y medio de estudio de Roger Salas sobre esta pieza de la coreógrafa cubana, de 91 años, inspirada en el poema homónimo del cubano Jose Lezama Lima, y un "auténtico milagro físico" para su autor por tratarse de un libro de danza.

La publicación coincide con la reposición de esta obra en el Festival Internacional de Danza de La Habana, que tendrá lugar del 28 de octubre al 7 de noviembre, para la que Salas además ha aportado nuevos elementos escenográficos.

Durante la presentación del libro, que sale a la calle bajo el sello Cumbres, especializado en artes escénicas, Salas ha explicado que la versión de Alicia Alonso del mito de Narciso le fascinó por "la conexión entre la música y el baile", como hechos "el uno para el otro".

En su ensayo, Salas no pasa por alto el uso que la coreógrafa hace del cerebro para construir sus coreografías, dada la ceguera que padece desde hace casi 70 años.

Ella misma ha reconocido que, mientras su vista se lo permitió, "nunca dejó de mirar lo que bailaba", lo que le ahora le permite construir "mentalmente" las coreografías.

Junto a Alonso y Salas ha estado el director del Museo de Danza de Cuba, Pedro Simón, que ha destacado del libro el análisis "profundo" que ha hecho el autor de la "historia y las vivencias culturales" de Alonso, yendo más allá del "elogio". Un análisis que "sorprendió" a la propia coreógrafa, según ella misma.

La presentación le ha servido además a Salinas para hacer una férrea defensa del ballet clásico, "un monumento artístico, un patrimonio" que, a su juicio, "corre peligro" porque no existe "conciencia de preservar la cultura".

En declaraciones a Efe, además de definir a Alonso como "un monumento vivo del ballet", el crítico de danza ha afirmado que en España la situación del ballet es peor que a nivel internacional porque "es el único país donde al ballet no se le llama por su nombre".

Salas ha abogado por "recuperar la estructura y el nombre de Ballet Nacional Clásico", y ha descartado que la Compañía Nacional de Danza, "un nombre que no quiere decir nada", pueda hacer algo en este cometido. "El ballet es específico, y la danza es un concepto universal", ha sentenciado.

Por su parte Alicia Alonso, que recibió recientemente el premio Positano de la Danza 2012 por toda su Carrera Artística, ha confirmado que volverá a España el próximo año, cuando su ballet "Muerte de Narciso" llegue a los Teatros del Canal de la mano del Ballet Nacional de Cuba, institución que preside.

Antes de eso, la bailarina, coreógrafa y profesora estrenará tres piezas coreográficas en el próximo Festival Internacional de Ballet de La Habana. "La inspiración no se me acabará mientras viva", ha confesado a Efe, "y espero sean 200 años".

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin