Buscar

El retrato del Marqués de San Adrián, de Goya, trasladado al Museo del Prado

1/04/2008 - 15:46

Coincidiendo con el 200 aniversario de mayo de 1808 y el inicio de la Guerra de la Independencia, el Museo Nacional del Prado inaugurará el próximo día 14 de abril, con la asistencia de los Reyes de España, una magna exposición sobre Goya, que estará centrada en torno a los dos grandes lienzos del 2 y 3 de mayo de 1808 en Madrid.

PAMPLONA, 1 (EUROPA PRESS)

Coincidiendo con el 200 aniversario de mayo de 1808 y el inicio de la Guerra de la Independencia, el Museo Nacional del Prado inaugurará el próximo día 14 de abril, con la asistencia de los Reyes de España, una magna exposición sobre Goya, que estará centrada en torno a los dos grandes lienzos del 2 y 3 de mayo de 1808 en Madrid.

Bajo el título 'Goya en tiempos de guerra', la muestra abarcará desde finales del siglo XVIII hasta el año 1819, en que Goya pintó su última obra pública: "La Comunión de San José de Calasanz".

Además de contar con cuadros y grabados del Museo del Prado, la exposición exhibirá obras procedentes de museos y colecciones de todo el mundo, que ayudarán a profundizar en el conocimiento del artista en este período, en las claves de sus composiciones y en la singular formulación de sus imágenes. Una de las obras presentes en la muestra será el Retrato del Marqués de San Adrián, pintura realizada por el pintor aragonés en 1804 y que puede contemplarse habitualmente en el Museo de Navarra.

José María de Magallón y Armendáriz, nacido en Tudela en 1765, fue quinto marqués de San Adrián y señor de Monteagudo, además de Grande de España y caballero de la Orden de Calatrava. Durante la invasión napoleónica, de acuerdo con su pensamiento afrancesado, colaboró con el gobierno de José Bonaparte, llegando a ejercer de maestro de ceremonias en su corte, lo que le obligó a huir a Francia al acabar la guerra de la Independencia. Tras el pronunciamiento de Riego, en 1820, se produjo una amnistía que le permitió regresar a España y fijar su residencia en Tudela. Con la vuelta de Fernando VII al absolutismo, regresó a Burdeos, donde también viviría Goya en el exilio los últimos años de su vida, hasta su muerte en 1828.

El Retrato del Marqués de San Adrián es una de las piezas más importantes del Museo de Navarra y, por motivos de conservación, únicamente se cede para exposiciones temporales de gran relieve o con motivo de efemérides muy señaladas. Desde el año 1966, en que el cuadro forma parte de los fondos el Museo de Navarra, sólo había salido en dos ocasiones. En 1969 se mostró en Bruselas en la exposición "El Retrato Español", y en 1996, en Zaragoza, cuando fue solicitado para la exposición "Realidad e Imagen. Goya 1746-1828", organizada por el Gobierno de Aragón al conmemorarse los doscientos cincuenta años del nacimiento del pintor. El cuadro volverá al Museo de Navarra a mediados de julio, una vez finalizada la exposición del Museo del Prado.

Contenido patrocinado

Otras noticias