Cultura

Scorpions inician su gira en Leganés, arropados por 10.000 personas

Scorpions durante su concierto en Madrid. Fotografía: EFE.

"Llévame a la magia del momento. En una noche de gloria...", ésta es una de las estrofas que cantó en castellano Klaus Meine, el vocalista de Scorpions, durante la canción Wind of Change en su concierto de ayer en la Cubierta de Leganés. Una frase que seguramente cobró pleno sentido para el público allí congregado que no dejó de corear cada uno de los temas en las dos horas que duró el recital.

Con un aforo casi completo de unas 10.000 personas, el grupo alemán de rock Scorpions inició la noche de este miércoles en la Cubierta de Leganés (Madrid) una breve gira de conciertos por España, con citas en Benidorm (9 de mayo) y Almería (10 de mayo), que forma parte del periplo mundial con el que celebran los 36 años de la publicación de su primer álbum, Lonsone Crow.

La destrucción de la humanidad

El poderoso riff de la canción Hour 1 del último disco Humanity dió comienzo al concierto, lo cual demuestra la confianza que el veterano grupo tiene en sus nuevas composiciones. Por otro lado, éste se trata de un disco que ha concitado las mejores opiniones de la crítica y de los más incondicionales fans por aunar el espíritu tradicional de los Scorpinons con las tendencias más actuales del rock.

Y, que una vez más, como en anteriores trabajos, se trata de un álbum con tintes reivindicativos y conceptual que gira entorno a la idea la destrucción de la humanidad. Fiel a esta filosofía, Scorpions eligió para el concierto de ayer un escenario en el que destacaba una gran pantalla en la que se proyectaban, entre otras cosas, imágenes de los vídeos musicales con más contenido político de la banda.

Así, el grupo supo elegir muy bien el momento en el que tocaba canciones como Wind of Change o Humanity para provocar el mejor efecto en el público. Un público que cantó con gran complicidad muchos de estos temas y muy especialmente cuando Klaus Meine se arrancó con algunas estrofas en castellano.

Complicidad con el público

Si bien, todo el recital estuvo caracterizado por la enorme complicidad entre la banda y el público, que en las dos horas que duró no dejaron de hacerse guiños mutuos. De esta manera, el cantante no dudó en todo momento en dejar que los asistentes cantaran estrofas enteras en inglés de temas clásicos como Rock You Like a Hurricane, No one like you y un largo etcétera de la lista que los alemanes han conseguido convertir en números uno.

En este sentido, la confianza que Scorpions demostró sobre el escenario fue también un fiel reflejo de su estado de forma sobre el mismo. Klaus Meine aquilató tener una cuidada voz que, a diferencia de la de muchos cantantes de rock habituados a los excesos, parece incluso mejorar con el paso de los años .

Por su parte, los guitarristas Matthias Jabs y Rudolf Schenker se mostraron también muy activos y no dudaron de incluir en sus actuaciones pequeñas improvisaciones. El último de ellos incluso se animó a cantar.

Nuevas incorporaciones

Asimismo, mención especial también a las nuevas incorporaciones del grupo: Pawel Maciwoda al bajo y el baterista James Kottak, que durante el concierto supieron estar a la altura de sus veteranos compañeros. Especialmente Kottak que con sus solos y sus particulares cabriolas con las baquetas se ganó la complicidad del público.

De esta manera, Scorpions se ha convertido en un grupo por el que no parece pasar el tiempo y así lo acredita que al concierto de ayer asistieran personas de todas las edades. Por lo que todavía quedan muchos aguijonazos de rock.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

peQeña rocKera
A Favor
En Contra

olaaa!! me llamo sandra y este es mi primer concierto d rock a los 15 años!! y a sido genial!! kantamos todas las canciones y en las baladas asta nos emocionamos!! fue lo mejor!! arriba scorpions!! y proxima parada bon jovi a barcelona!! :D

Puntuación 2
#1