Cultura

La pintura vuelve con fuerza a ARCOmadrid y las reivindicaciones no abandonan la feria

La feria internacional de arte ARCOmadrid afronta una nueva edición inmersa en una crisis que, a pesar de prolongarse por sexto año consecutivo, no ha impedido que este encuentro con el arte contemporáneo haya crecido y mutado al ritmo que marca el mercado internacional.

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

Por ello, esta edición también se ha hecho eco de los nuevos caminos y las últimas tendencias del panorama artístico. A diferencia de las ediciones de 2008, 2009 y 2010, en los que predominó la fotografía, este año se observa un claro auge de la pintura.

Tal y como ha señalado la galerista Helga de Alvear en declaraciones a Europa Press, "la pintura vuelve con fuerza". No obstante, su protagonismo convive con las instalaciones, los vídeos y la escultura, que también destacan entre las apuestas de los galeristas.

Entre la multitud de nombres que la feria aglutina, merece la pena descubrir nombres como José Dávila (Travesía 4), Néstor Sanmiguel Diest (Maisterravalbuena), Alexandre Da Cunha (Sommer & Kohl), Elena Damiani (Revolver) o Diogo Pimentao (Schleicher/Lange).

Asimismo, entre las galerías que participan por primera vez en este encuentro con el arte contemporáneo destacan Zak Branika (Berlín, Alemania) y Schleicher/Lange (Berlín, Alemania).

Aunque la feria pretende ser un referente de las nuevas tendencias artísticas, ARCO no se olvida, al igual que en ediciones anteriores, de los grandes nombres de las vanguardias del siglo XX. Es el caso de la galería Leandro Navarro, que acoge en su stand una obra de Pablo Picasso del año 1922, así como una pieza de Joan Miró del año 1943.

CRÍTICA CONTENIDA

Tampoco faltan las obras con mensajes reivindicativos y críticos, aunque, eso sí, la carga de agresividad y violencia visual que caracterizó algunas de las obras en ediciones anteriores aquí se convierte en mensajes sutiles. De hecho, cuesta encontrar una obra transgresora, esa que aglutina los focos de todas las cámaras y que llame la atención de los medios de comunicación.

Una de ellas podría ser la apuesta del artista finlandés Riiko Sakkinen (de la galería Korjaamo), quien reside desde hace diez años en España y presenta una serie de obras reivindicativas lideradas por un cartel luminoso de grandes dimensiones en el que se lee: "Escribid a Papa Noel y pedid trabajo".

Según ha explicado el artista en declaraciones a Europa Press, en esta pieza Papa Noel es un pseudónimo para Olli Rehn, vicepresidente económico de la Comisión Europea, uno de los políticos "más adorados" en su propio país (Finlandia) y la persona "más odiada" en el resto de Europa.

"Los finlandeses son prepotentes y se creen mejores que los españoles, y les han condenado a vivir en la miseria. Así que propongo enviar una carta a Papa Noel", ha señalado el artista, quien afirma no interesarse en el arte como mera decoración de las paredes.

Lejos queda la obra 'Always Franco', de Eugenio Merino, el artista que en 2012 consiguió trasladar hasta las instalaciones de ARCO a la Fundación Francisco Franco, indignada tras ver cómo Merino introdujo en una cabina frigorífica de refrescos una escultura realista del exdictador.

Este año, el artista participa de nuevo en la galería ADN con una obra más sutil, en la que aparecen tres máscaras con brillantina que emulan a las de V de Vendetta, el famoso revolucionario ficticio creado por Alan Moore, que reflejan el opuesto a lo que ellas significan: "La máscara de aquellos que nos oprimen, máscaras que representan el lujo y ese uno por ciento del poder", ha explicado el artista en declaraciones a Europa Press.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin