Cultura

Feijóo afirma que "ningún tiempo pasado fue mejor" para la lengua gallega

Guitiriz (Lugo), 17 may (EFE).- El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, afirmó que "ningún tiempo pasado fue mejor" para nuestro idioma, porque hoy "es lo que los gallegos quieren que sea" y está "vivo", dado que es "el pueblo el que tiene el timón" en una Galicia que se ha convertido en "una gran potencia de palabras".

Feijóo hizo estas afirmaciones en el transcurso del acto institucional organizado por la Xunta de Galicia para conmemorar el Día das Letras Galegas, que se celebró en una de las aulas del CEIP Lagostelle, en la localidad de Guitiriz, municipio natal del autor homenajeado este año, el poeta Xosé María Díaz Castro.

En ese acto, además de Núñez Feijóo, también participaron los tres hijos del autor, José María, Iñigo y Maite Díaz Zubizarreta, y su nieto Aitor, así como el presidente de la Real Academia Galega, Xesús Alonso Montero, y una nutrida representación de autoridades, como el conselleiro de Cultura, Xesús Vázquez; la presidenta del Parlamento, Pilar Rojo; o el delegado del Gobierno, Samuel Juárez.

Durante su intervención en el acto, Núñez Feijóo afirmó que "muchos consideraron periférico" al autor homenajeado este año con motivo de las Letras Galegas, porque ni su nacimiento, en Vilariño (Guitiriz), ni su profesión de traductor, ni tampoco su carácter predestinaban a Xosé María Díaz Castro a ser una figura señera en una de las culturas que enriquecen el mundo, la cultura gallega.

Sin embargo, el destino de este hombre humilde, sumergido en un profundo conocimiento de las lenguas, que lo conducía "a ser un creador efímero", se torció por "una fuerza mágica" que superó esos condicionantes del autor de 'Nimbos', para convertirlo "en una de las antorchas de nuestra lengua".

"Esa fuerza son sus palabras", dijo Feijóo, porque formaron un ejército pacífico e incruento, que derrota las circunstancias adversas, cabalga por encima del tiempo y se hace presente en este 17 de mayo, Día das Letras Galegas.

El presidente de la Xunta quiso recordar que "su ejército no es el único del que Galicia dispone", porque "cada poeta, cada escritor y cada creador levanta su peculiar milicia para llenar de luz la oscuridad" y, "con sus palabras, nuestro país está a salvo".

"Somos una gran potencia de palabras. Con ellas preservamos el pasado, escribimos el presente e imaginamos el futuro", dijo Núñez Feijóo, porque alrededor de ellas nos unimos y somos un pueblo que comparte lo más esencial de su alma.

De vuelta a Díaz Castro, recordó que su pasión por las palabras lo llevó a ser uno de los grandes políglotas de su tiempo y, por ello, nada más lejos de su pensamiento que la creencia de que las lenguas estén enfrentadas, porque viven juntas y sus hablantes también lo hacen.

En la misma línea, subrayó que ni era posible en su tiempo ni mucho menos es posible ahora, concebir lenguas autárquicas, aisladas por una torre de marfil de influencias exteriores.

Según Feijóo, el gallego hoy es lo que los gallegos quieren que sea, porque es "el pueblo el que tiene el timón y la Real Academia Galega la que marca el rumbo", mientras que las instituciones ejercen su protección.

"No desconfiamos nunca de la gran fuerza de la libertad", añadió, porque "es la libertad la que procura su florecimiento".

A su juicio, "ningún tiempo pasado fue mejor", porque la lengua está viva en las calles del país, en las escuelas, en los centros del trabajo, en los medios de comunicación y en las instituciones.

En estos años, saltó de los libros a las pantallas, se hizo presente en el audiovisual y, desde ayer, tiene su propio dominio en la Red, el dominio .gal.

"En la conciencia de los gallegos, el gallego no es sólo un monumento legado por el pasado, sino una herramienta con la que expresamos cosas que no se pueden expresar en ningún otro código lingüístico", insistió.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin