Buscar

"Noche Áurea", primer proyecto fotográfico de Javier Riera, en el Reina Sofía

EFE
12/06/2008 - 3:35

Madrid, 12 jun (EFE).- Javier Riera recupera aquello más profundo del paisaje, que es la luz, y lo baña de formas en su primer proyecto fotográfico "Noche Áurea", que se exhibe en el Museo Reina Sofía dentro del programa Producciones.

Así lo consideró el director del museo Manuel Borja Villel durante la presentación de la muestra compuesta por cuatro cajas de luz y trece fotografías sobre papel en las que Riera (Avilés, Asturias,1964) muestra una serie de paisajes en los que ha intervenido con proyecciones de luz.

Se trata de imágenes realizadas en el tiempo posterior a la caída del sol o en horas nocturnas en las que el artista ha utilizado plantillas con dibujos geométricos que, con un gran proyector, posa sobre la naturaleza.

En opinión de Andrés Barba, autor de los textos del catálogo, es la superposición de dos lenguajes visuales, de dos órdenes diferentes que conviven o "viven en un tiempo idéntico" aludiendo a la definición que Proust hace de la experiencia amorosa.

"Noche Áurea" se aleja del trabajo que ha venido realizando Riera en el lenguaje de la pintura y toma como materiales la luz y la naturaleza, acercándose a la poética del Land Art.

Manuel Borja Villel destacó el hecho de que el artista haya abierto su trabajo a otros campos como es la fotografía con la que recupera un tema tan importante como el paisaje. "Recupera aquello más profundo del paisaje que es la luz que baña los formas y lo hace de una manera no muy diferente de como lo veía Palazuelo", artista al que Riera dedica una fotografía en la que ha proyectado sobre la naturaleza una obra del desaparecido artista.

En la trayectoria de Javier Riera, como se deriva algunas de sus declaraciones, se manifiesta un proceso de depuración de la práctica pictórica desde una pintura más atmosférica y emocional a una obra más descriptiva y concreta.

"Noche Áurea" es un trabajo "que desde hace años he querido hacer" comentó el artista quien reconoció que para él ha supuesto un cambio y un crecimiento muy enriquecedor en su trayectoria.

A pesar del artificio que supone llevar un proyector y un generador eléctrico a esos paisajes que refleja en su obra "intento hacerme eco de algo, de una energía que está en la naturaleza. Creo en la geometría para descubrir los secretos de la naturaleza". Sus fotografías "podrían ir en dirección contraria al concepto de no-lugar".

En sus pinturas siempre ha tenido una referencia muy importante al paisaje "y el paso a trabajar directamente sobre él ha sido de una forma natural", señaló Riera y destacó que "pinta" sobre el paisaje , "pero sin alterarlo".