Buscar

"Autorretrato", lo exposición más personal y autobiográfica de García-Alix

EFE
31/07/2014 - 15:38
Más noticias sobre:

Madrid, 31 jul (EFE).- En la primera edición de PhotoEspaña Alberto García-Alix fue protagonista de una amplia retrospectiva en el Círculo de Bellas Artes de Madrid. Dieciséis años después, el fotógrafo leonés regresa a la misma sala para mostrar su "Autorretrato".

Incluida también en el festival PhotoEspaña, la exposición, la más personal y autobiográfica, muestra todas las caras de García-Alix, pero no lo hace solo con sus retratos.

Paisajes, edificios, interiores y objetos forman parte de un recorrido que comienza en los años setenta y que se prolonga hasta la actualidad.

"Personalmente me cohíbe verme en las paredes", confiesa el fotógrafo, quien reconoce que en un principio no tuvo mucha ilusión por esta exposición, porque le daba "vergüenza". "La veía como una sobreexposición. Me convencieron y tengo que reconocer que me ha dado muchas alegrías".

La muestra, que llega a Madrid tras viajar por diferentes sedes nacionales e internacionales, "ha tenido una gran repercusión", comenta García-Alix, para quien en el recorrido se puede apreciar "cómo se va ampliando la auto referencia como elemento del autorretrato".

A la pregunta sobre cuál sería la imagen que elegiría para que le definiera dentro de muchos años, el autor afirma que "la más desenfocada".

Para el comisario Nicolás Combarro, la exposición "no pretende ser un retrato del fotógrafo; no presenta una documentación cronológica de su vida ni supone un ejercicio egocéntrico". El concepto de autorretrato es para García-Alix muy amplio al abarcar una gran parte de su obra "en la que se considera reflejado".

Por ello, es difícil encontrar en su trabajo alguna pieza que no sea intensamente autorreferencial "y podría decirse incluso que toda su obra, en conjunto, forma un gran autorretrato".

Con casi ochenta obras, la exposición tiene su origen en el libro "Autorretrato/Self-Portrait", publicado por La Fabrica.

La publicación recoge muchas imágenes inéditas que acercan a una parte clave en la obra del fotógrafo, marcada por el carácter autobiográfico y por el esfuerzo constante de mirarse, de encontrarse consigo mismo a través del ejercicio fotográfico.

"Es su libro más personal. Lo ha diseñado él y él está en todas sus tripas", comenta Alberto Anaut, presidente de PhotoEspaña, quien recuerda que la obra ha recibido en Fráncfort un premio al mejor proyecto editorial.

Anaut añade que la exposición que le dedicó PhotoEspña en su primera edición "fue una revelación y un símbolo para un festival que nacía en ese momento".

La muestra, que permanecerá abierta hasta el 29 de septiembre, "no es una visión de sus mejores autorretratos, sino una mirada transversal a toda su obra, con espacios significativos de su vida y de su obra, difíciles de separar una de otra", comenta Nicolás Combarro.

En su opinión, la obra de García-Alix tiene el suficiente peso para hacernos viajar por otros lugares, desde las instantáneas en 35 milímetros, "en un ejercicio de aprendizaje en el que se acerca a su realidad", pasando por los ochenta y noventa en que toma "mayor conciencia del paisaje, que adquiere más importancia y que tiene tintes líricos", hasta llegar al año 2000.

Es a partir de entonces cuando inicia un ciclo "en el que se va encerrando en sí mismo. Su mirada se hace más interior. Se ve la evolución del personaje en los autorretratos que cada vez son más abstractos".

Algunos de ellos muestran una imagen distorsionada, mientras que en otros se trata de fragmentos de su cuerpo que responden a diferentes necesidades a la hora de contar su particular descomposición del autorretrato.

Premiado a lo largo de su trayectoria con importantes reconocimientos, Alberto García-Alix (León, 1956) ha publicado una docena de libros de fotografía y ha firmado vídeos de creación donde palabra e imagen se fusionan, como el que se muestra en la exposición titulado "De dónde no se vuelve".