Cultura

Un Michael Keaton en plena forma estrena la Mostra con "Birdman"

Por Michael Roddy

VENECIA Italia (Reuters) - Michael Keaton inauguró el miércoles la 71 edición del Festival de Venecia en el papel protagonista de "Birdman", donde interpreta a un actor de capa caída de películas de superhérores que trata de volver a la fama, en cierto modo algo parecido a lo que le ocurrió a la antigua estrella de "Batman".

La película del director mexicano Alejandro Iñárritu lleva a la Mostra, el festival de cine más antiguo del mundo, las estrellas que necesita para evitar verse marginado por otras congregaciones de famosos como Cannes en mayo y la pujanza creciente de Toronto, que comienza la próxima semana.

Conocido por películas de autor como "Babel" y "21 gramos", Iñárritu cambia de registro completamente en esta producción de Fox Searchlight en la que también actúan Emma Stone como la hija de Keaton que acaba de salir de rehabilitación por una drogadicción, Naomi Watts como una actriz desesperada por tener éxito en Broadway y Edward Norton como el contraste del personaje de Keaton, Riggan Thomson.

Iñárritu incluye toques de su realismo mágico, así como algunos accidentes de coche al estilo de los superhéroes y un colosal monstruo generado por ordenador, pero los efectos son en realidad una consecuencia tardía.

La producción se parece más a una versión filmada de una obra de teatro, situada básicamente en el escenario y las bambalinas de un teatro de Broadway en el que el personaje de Keaton trata de volver con su propia adaptación teatral de una historia corta del fallecido escritor estadounidense Raymond Carver, "What We Talk About When We Talk About Love".

Iñárritu rodó la película en una falsa toma única, por lo que aunque la acción tiene lugar durante varios días, parece que la cámara no para nunca.

La trama afronta la pregunta que persigue a Riggan, que dejó de hacer el superhéroe Birdman, al igual que hizo Keaton con Batman en 1992 después de dos películas: ¿Sigo existiendo?

"No estaba presente en mi propia vida", dice Riggan, atormentado por no haber estado en el nacimiento de su hija y por lo que cree que es su culpa por la adicción de ella y la ruptura de su matrimonio con su mujer, interpretada por Amy Ryan.

BROADWAY-HOLLYWOOD

La trama permite al director jugar con la vieja relación amor-odio entre Broadway y Hollywood, y hace referencias al papel de los medios sociales, con parte del antagonismo entre los personajes de Keaton y Norton siendo recogido con un enorme eco en Twitter.

Federico Pontiggia, crítico de la web italiana Fatto Quotidiano.it, dijo que la película es "un poderoso análisis de la relación entre la red social y la vida social".

La revista del sector Variety, en una crítica en su web, la califica del "triunfo en cada nivel creativo, desde el reparto a la ejecución, que electrizará a la industria, cautivará tanto al cine independiente como a las multitudes que van a los cines megaplex, enviará a la órbita a los que hacen apuestas por premios y darán nuevas alas a la carrera de Keaton".

(Michael Roddy es un corresponsal de arte y entretenimiento para Reuters. Las opiniones aquí expresadas son solo suyas)

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin