Cultura

Colita rechaza el premio por la "situación de pena y vergüenza" de la cultura

Barcelona, 7 nov (EFE).- La fotógrafa Isabel Steva Hernández, "Colita", ha renunciado al Premio Nacional de Fotografía por considerar al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte responsable de que la cultura y la educación en España se encuentren en una situación de "pena, vergüenza y dolor de corazón".

En una carta hecha pública hoy a través de las redes sociales y dirigida al ministro José Ignacio Wert, Colita aclara que su renuncia "nada tiene que ver" con la cuestión catalana y agradece al jurado del premio que hayan pensado en ella para esta distinción.

Colita justifica su decisión precisamente en uno de los valores que le reconocía el jurado, "el compromiso con su época".

En la misiva, Colita señala que "proviniendo dicho premio Nacional de Fotografía del Ministerio de Cultura, Educación y Deporte, me veo -subraya- en la obligación de rechazarlo".

En opinión de la fotógrafa, la situación de la cultura y la educación en España es "de pena, vergüenza y dolor de corazón", por lo que, asegura, "no es posible que exista dicho ministerio".

Considera Colita que "habrá que esperar con ilusión, otros tiempos, otras gentes, otros gobiernos, que nos devuelvan a nosotros el orgullo y a ellos el honor".

Tras indicar al ministro Wert que "de momento", no le "apetece" salir con él "en la foto", Colita aclara en una posdata: "mi condición de ciudadana catalana y la situación actual nada tiene que ver con mi renuncia. No hagan inventos. Yo creo y milito en la Cultura Universal".

En posteriores declaraciones a Efe, Colita ha indicado que "el premio es mío, me lo han dado y estoy encantada, pero no quiero tener nada que ver con este Ministerio de Cultura", mientras ha considerado que "lo que tienen que hacer todos los de este Gobierno es marcharse a su casa".

Colita, considerada la fotógrafa de la "Gauche Divine" barcelonesa, ha añadido, respecto al actual Gobierno, que "no estoy de acuerdo con su forma de actuar, como millones de españoles, de los que espero que se manifiesten cuanto antes para ver si se acaba con esta pesadilla".

Sobre la reacción de sus amigos a su decisión de renunciar al premio, dotado con 30.000 euros, ha explicado que unos lo han entendido, otros dicen no comprender "cómo no te has quedado con la pasta" y que algunos opinan que podría haber donado el dinero a una ONG. "Pero la decisión es mía y ya está".

El desestimiento de Colita se ha producido una semana después de que el violagambista catalán Jordi Savall renunciara también al Nacional de Música.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha afirmado, en relación con la renuncia a los premios nacionales, que "cada uno está en su derecho de aceptarlos o de rechazarlos", pero ha recordado que no los otorga "un partido, ni siquiera un Gobierno", mientras ha pedido que "se respete el reconocimiento que España pueda hacer de sus valores artísticos y culturales".

Sáenz de Santamaría ha subrayado que los ganadores de los Premios Nacionales son seleccionados por jurados independientes, por lo que "eluden a quienes en un momento ocupan las instituciones" y "representan el reconocimiento de España a representantes de la cultura y el arte en distintos ámbitos".

Desde la oposición, el secretario de Cultura de la Ejecutiva Federal del PSOE, Ibán García del Blanco, ha pedido la "dimisión inmediata" del ministro Wert.

"Es la segunda renuncia a un Premio Nacional en una semana", tras la del músico Jordi Savall, ha recordado García del Blanco antes de preguntarse: "¿qué más tiene que pasar para que Wert dimita?".

El socialista ha recordado también que la renuncia al Premio Nacional de Colita se produce coincidiendo con la aprobación de una Ley "profundamente regresiva para los creadores e intérpretes como es la Ley Lasalle".

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin