Buscar

El Petit Palais de París estrena una exposición que rinde homenaje al flamenco

EFE
4/07/2008 - 13:30

París, 4 jul (EFE).- Una exposición que rinde homenaje al flamenco como símbolo de la cultura popular española y desvela su relación con las vanguardias artísticas de 1865 a 1936 se inaugura hoy en el museo del Petit Palais de París.

"La noche española. Flamenco, vanguardia y cultura popular" expone más de 150 obras de 60 artistas, entre ellas pinturas, esculturas, dibujos, fotografías, y trajes de baile procedentes de museos y colecciones particulares, que podrán ser vistos por el público hasta el próximo 31 de agosto.

El ministro de Cultura español, César Antonio Molina, abrirá la muestra, que ya fue expuesta en el Museo Reina Sofía de Madrid entre diciembre y marzo pasados, en presencia del secretario de Estado de Asuntos Europeos de Francia, Jean-Pierre Jouyet.

El acontecimiento forma parte de la oferta cultural que presentará Francia durante su presidencia semestral de la Unión Europea, iniciada el pasado 1 de julio.

Las obras de pintores como Courbet, Manet, Degas, Picasso, Miró, Picabia, Sorolla, Rusiñol, Julio Romero de Torres, Francisco Iturrino González y Juan Gris, entre otros, y de fotógrafos como el estadounidense Man Ray, reflejan de qué forma lo español aparece tanto en las expresiones artísticas populares como en las experimentaciones vanguardistas.

Según los organizadores, el flamenco reúne a la cultura de las élites y a la cultura popular en la construcción de un imaginario español ambivalente que se articula en torno a los temas de la fiesta, la belleza, la identidad nacional y también la noche, el exceso, la miseria y la muerte.

Completan la oferta una decena de documentales y películas en los que aparecen glorias del flamenco como "La Argentina", la auténtica creadora del baile español, o Vicente Escudero, e incluso fragmentos de la película "Carmen" (1926) de Jacques Feyder, interpretada por Raquel Meller y en la que el cineasta Luis Buñuel toca las palmas.

Según José Jiménez, director general de Bellas Artes, la muestra permite "comprender la aportación del flamenco a las vanguardias artísticas de comienzos del siglo XX y romper tópicos y visiones superficiales de la cultura española".

"Es muy importante que se vea no sólo en España sino en Francia", opinó Manuel Borja Villel, director del Museo Reina Sofía, para quien "la mirada o cómo construimos la personalidad no se forma a través de cómo vemos el mundo sino de cómo el mundo nos ve."

La comisaria de la exposición, Patricia Molins, explicó que ésta comenzó a prepararse hace dos años a partir de un texto del poeta Angel González titulado "La noche española", en el que hacía un recorrido de las vanguardias a través de lo español.

González consideraba lo español como un mal que contamina las vanguardias, utilizado por los artistas como una excusa para tomarse libertades en su modo de manifestar el arte y para escapar del academicismo.

Por ello, no es casualidad que las primeras obras con las que se encuentra el público sean "El guitarrero" (1860) de Edouard Manet y un retrato de la bailarina española Adela Guerrero de Gustave Courbet (1851), dos pintores que se inspiraron en el realismo de la pintura española del siglo XVII para representar los motivos hispánicos.

Manet fue el primer artista de vanguardia que utilizó lo español como tema en el preimpresionismo, y es uno de los muchos ejemplos de artistas franceses y europeos enamorados del "mito" español construido por escritores como Teophile Gautier, cuya obra "Viaje a España" (1843) será hasta 1936 la referencia de los franceses para visitar este país.

Contenido patrocinado

Otras noticias