Cultura

Pablo Alborán: "Sigo siendo el chavalín de la guitarra pero ahora se abre el abanico y montamos un espectáculo"

El Tour Terral 2015 es la apuesta "más creativa y libre" de Pablo Alborán, donde habrá muchas sorpresas

MADRID, 7 (EUROPA PRESS)

Terral es para Pablo Alborán una nueva etapa en su música y en su vida, una etapa "de mucho trabajo, muy creativa y muy libre", donde el artista ha podido hacer lo que ha querido y en la que, según ha señalado, ha trabajado "con mucha gente diferente, pasando por muchos países" y con "muchas sorpresas", ya que sigue siendo "el chavalín de la guitarra" pero ahora cree que "se ha abierto mucho más el abanico" y "entre todos montan un gran espectáculo".

En declaraciones a Europa Press, Pablo Alborán ha asegurado que está "feliz y entregado a la profesión". "Estoy realmente centrado en esto, no tengo tiempo para un poco más de vida, pero asegura que lo está disfrutando tanto, y rodeado de amigos, que esta vida le compensa.

Alborán está encantando con su público y no quiere defraudar y, a veces, ha confesado que también tiene miedos. Según ha indicado "esto es una maratón, en la que te puedes tropezar, te puedes caer, ir más despacio o ir más rápido y la meta está allí y no sabes si vas a llegar", pero ha desvelado que tanto a él como a su equipo les gustan los retos y el miedo los "empuja hacia adelante", no les paraliza.

Dentro de su álbum 'Terral', 'Vívela', es una de las canciones más animadas y con más ritmo y, precisamente, en ella habla de apostar por lo que quieres para conseguirlo, y, aunque Alborán ha admitido que "hay veces que cuando quieres mucho algo tampoco lo consigues y nadie sabe por qué, lo que está claro es que hay que poner todo lo que está en tu mano para poder decir que tú lo has dado todo".

"ESCUCHO EL GRITO DE LA GENTE"

El cantante ha asegurado que, como todos, tiene sus nervios ante las actuaciones, y que "justo antes de salir al escenario", escucha "el grito de la gente", porque eso para él "es una pasada". "Así lo he hecho en Latinoamérica que llegaba con mucho miedo y algunas dudas, y justo antes de salir escuchas el grito y, según la intensidad, sabes si va a salir bien o no".

Aunque ante las actuaciones no cree en las supersticiones o manías, asegura que la única costumbre es que, "siempre antes de salir" necesita "abrazar a su equipo", porque si no, no sube bien al escenario. "También está lo de no llevar ropa amarilla, pero bueno no le doy mucha importancia porque me acuerdo que una vez mi madre apareció con un vestido amarillo y le dije que cómo venía vestida de amarillo y luego fue el mejor concierto de la gira", ha afirmado el cantante.

En el plano escénico, los conciertos de esta gira tendrán de todo y para Alborán "los temas a piano son muy muy emotivos", y también cuando está con la guitarra sólo, lo que para él "es una desnudez que hacía tiempo que no vivía". Por otra parte, cuando está con la banda "es una euforia, una catarsis", porque, tal y como apunta, es "una mezcla de música latina, percusión, baile, rock, jazz, etc. y, al final, es un no parar", que, según Alborán, "es de lo que se trata, de parar el tiempo entre todos".

Por supuesto, también le veremos bailar o lo que él define más bien como "movimientos escénicos". "Estoy con mis músicos, todo va con el engranaje, es más el rollo del espectáculo, y siempre con una sonrisa en la boca porque si no, no puedo hacerlo", ha bromeado el artista.

Así, Pablo Alborán quiere disfrutar al máximo de la gira, pero sigue pensando que "hay muchos proyectos que si salen serán sueños cumplidos". "Estoy trabajando en un montón de cosas que llevo queriendo desde pequeño", ha añadido el artista, que sabe que "esta gira es un sueño" y que hay que ir "paso a paso".

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin